¿Cómo llegó a reunirse Uribe con sus opositores políticos?

¿Cómo llegó a reunirse Uribe con sus opositores políticos?

Encuentro del exmandatario buscaba salvar sala especial para los militares en la JEP-

Sectores políticos opuestos buscan consenso para que la iniciativa sobreviva.

Sectores políticos opuestos buscan consenso para que la iniciativa sobreviva.

Foto:

Archivo particular

Por: Política
31 de octubre 2018 , 09:11 a.m.

Una propuesta del senador liberal Luis Fernando Velasco, secundada por varios de sus colegas de la Comisión Primera del Senado, fue el origen de la reunión de este martes entre el expresidente Álvaro Uribe y varios de sus contradictores políticos, en el Congreso.

El encuentro dejó varias fotos en las cuales se ve a Uribe interviniendo ante la mirada atenta de sus interlocutores; o al propio exmandatario oyendo con atención los planteamientos del excandidato presidencial de izquierda Gustavo Petro.

Las imágenes de Uribe reunido con sus enemigos políticos cobran una gran trascendencia tomando en cuenta que se trata de orillas ideológicamente opuestas, como son la izquierda y los postulados de centroderecha que defiende el uribismo.

Y por las encendidas polémicas que han sostenido en el Congreso unos y otros, que para muchos alimentaron la polarización que vivió el país por cuenta del proceso de paz con las Farc. Se trataría, como lo dijeron varios congresistas que participaron en el encuentro, de una oportunidad para comenzar a encontrar consensos.

El tema del que hablaron Uribe y sus contradictores: buscar una fórmula para que los militares que participaron en el conflicto armado con las Farc tengan un tratamiento diferente al de los excombatientes en la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), pero sin maltratar el acuerdo alcanzado con esa exguerrilla.

La búsqueda de consensos alrededor de este asunto se impuso luego de que el proyecto de reforma constitucional de la senadora por el Centro Democrático Paloma Valencia, impulsora principal de esa iniciativa, fuera naufragando poco a poco en la célula legislativa por los votos en contra de quienes defienden la integridad de lo pactado en La Habana.

La enmienda busca crear una sala especial para el juzgamiento de los militares y que sus procesos se manejen por personas que les ofrezcan garantías a los miembros de la Fuerza Pública señalados de delitos atroces en medio de las hostilidades con las Farc.

La votación en contra de la iniciativa obligó a que Uribe, jefe máximo del Centro Democrático, tuviera que llegar presuroso a la Comisión Primera de Senado para tratar de salvar el proyecto y, con ello, un tratamiento diferencial para los uniformados en la JEP.

Sectores políticos opuestos buscan consenso para que la iniciativa sobreviva

Este miércoles el debate continuará en la Comisión Primera del Senado.

Foto:

Archivo particular

Cuando otros senadores intervenían en esa célula legislativa, antes del mediodía de este martes, la senadora Paloma aprovechó para ir a hablar con Velasco, quien ya había hecho la propuesta, la cual fue acompañada por senadores como Iván Name, de los ‘verdes’.

En el mismo recinto de la Comisión Primera de Senado había hecho presencia el senador Iván Cepeda, uno de los hombres más cercanos al proceso de paz con las Farc, y quien también participó de la reunión de la tarde, en la cual se juntaron Uribe, Petro y varios congresistas del movimiento político de la exguerrilla.

De hecho, en un momento de la reunión de la tarde, Cepeda ingresó con Pablo Catatumbo, senador del partido Farc y quien se integró también a la discusión.

Cuentan algunos de los presentes en la cita de la tarde, gran parte de la cual se desarrolló en el despacho del presidente del Congreso, Ernesto Macías, que la inédita reunión de Uribe con sus contradictores políticos fue ante todo respetuosa y se desarrolló en medio de cordialidad.

Constantemente entraban meseros que llevaban agua, tintos e incluso, en un momento dado, se repartieron unos chocolates entre los asistentes.

En varias partes de la reunión Petro, quien en un momento dado se vio sentado al lado de la uribista Paloma Valencia, expresó sus puntos de vista, los cuales pasan por reclamar la verdad como forma de reconciliación definitiva en el país.

Incluso, en esa reunión se vieron instantes  en los que estaban en una misma orilla Cepeda, Victoria Sandino y Sandra Ramírez -estas dos últimas exguerrilleras de las Farc- y la senadora uribista María Fernanda Cabal, una de las más radicales críticas de ese grupo.

La representante a la Cámara por los ‘verdes’ Juanita Goebertus, quien en el pasado participó de gran parte de las negociaciones con las Farc, fue una de las que más propuestas realizó, entre ellas la inclusión de un magistrado en cada sala de la JEP que estuviera a cargo del tratamiento de los uniformados.

En la mañana de este miércoles se sabrá si el tratamiento diferenciado para la Fuerza Pública en la justicia de paz encuentra una fórmula que deje satisfechos a todos.

Sin embargo, para muchos, más allá de esto, la significación de la reunión de este martes fue la posibilidad de que Uribe se sentara, en un mismo recinto privado, con varios de sus más enconados enemigos políticos.

POLÍTICA

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.