'Desconocemos la verdadera dimensión de la violencia contra mujeres'
NO ES HORA DE CALLAR
No es hora de callar patrocinado

'Desconocemos la verdadera dimensión de la violencia contra mujeres'

El 25 de noviembre es el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Phumzile Mlambo-Ngcuka, Secretaria General Adjunta de las Naciones Unidas y Directora Ejecutiva de ONU Mujeres

Phumzile Mlambo-Ngcuka, secretaria general adjunta de Naciones Unidas y directora ejecutiva de ONU Mujeres

Foto:

Archivo particular.

Por: Phumzile Mlambo-Ngcuk
24 de noviembre 2018 , 11:57 p.m.

Recientemente, activistas de base y sobrevivientes, y movimientos globales como el “#MeToo”, “#TimesUp”, “#BalanceTonPorc”, “#NiUnaMenos”, “HollaBack!” y “#TotalShutdown” han convertido el silenciamiento en sororidad mundial. Esta acción ha permitido que se exponga la persistente violencia que sufren mujeres en sus entornos labores permitiendo entre otras cosas exigir la responsabilidad pública a sus agresores.

Los movimientos mundiales de hoy en día están impulsando demandas colectivas de rendición de cuentas, así como la adopción de medidas que garanticen poner fin a la impunidad y garantizar los derechos humanos de todas las mujeres y las niñas.

Este año el tema que las Naciones Unidas está promoviendo en el marco del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer es “Pinta el mundo de naranja: #EscúchameTambién”, que tiene como propósito honrar y amplificar todavía más las voces de las mujeres, desde un ama de casa en su hogar a la de una alumna que sufre abusos de su profesor, la de una secretaria, una deportista a través de este movimiento global de solidaridad.

Es un llamado a escuchar y a creer en las víctimas y sobrevivientes para poner fin a la cultura del silencio y poner de esta manera a las sobrevivientes en el centro de la respuesta. El foco debe cambiar, debemos dejar de cuestionar la credibilidad de la víctima o sobreviviente, y en su lugar centrarnos en la responsabilidad del agresor.

Aquellas personas que han alzado la voz nos han ayudado a entender mejor cómo el acoso sexual ha sido normalizado e incluso justificado como parte inevitable de la vida de las mujeres. Su generalización, incluso dentro del sistema de las Naciones Unidas, ha contribuido a que sea percibido como algo menor y cotidiano que puede pasarse por alto o ser tolerado. Así, únicamente los casos más atroces merecen el esfuerzo de emprender el arduo camino de la denuncia. Esto es un círculo vicioso que debe terminar.

Por ello, #EscúchameTambién hace un llamado contundente al cumplimiento de la ley. Es absolutamente inaceptable que la gran mayoría de los casos de la violencia contra mujeres y niñas queden impunes. Muy pocos casos llegan a denunciarse a la policía; un porcentaje todavía menor se sanciona con penas, de las cuales muy pocas son con cárcel. Las instituciones policiales y judiciales deben considerar las denuncias con seriedad y otorgar prioridad a la seguridad y el bienestar de las sobrevivientes. Una acción, por ejemplo, sería promover la inclusión de más mujeres policía para atender denuncias de violencia presentadas por mujeres.

La legislación debe reconocer que el acoso sexual es una forma de discriminación contra las mujeres y una violación de los derechos humanos que reproduce la desigualdad en muchos ámbitos de la vida de las mujeres y las niñas, desde las escuelas hasta el lugar de trabajo, desde los espacios públicos hasta las redes sociales.

Si las leyes protegen los lugares de trabajo tanto formales como los no formales, las personas trabajadoras más vulnerables como, por ejemplo, las mujeres que dependen de las propinas de su clientela para conseguir ingresos tendrán más oportunidades de señalar el abuso y de ser escuchadas. También las y los empleadores en todos los países, pueden influir de manera decisiva haciendo cumplir normas de conducta que promuevan la igualdad de género y la cero tolerancia ante cualquier tipo de abuso.

ONU Mujeres lidera los esfuerzos para poner fin a todas las formas de violencia contra las mujeres y las niñas mediante la labor que realiza, desde el Fondo Fiduciario de la ONU para Eliminar la Violencia contra la Mujer benefició a más de 6 millones de personas el año pasado, hasta la iniciativa conjunta Spotlight de la Unión Europea y las Naciones Unidas, dotada de 500 millones de euros -la inversión más significativa hasta la fecha para erradicar la violencia contra las mujeres y las niñas en todo el mundo-, sin olvidar el trabajo que lleva a cabo ONU Mujeres para garantizar ciudades seguras y espacios públicos seguros.

Además, trabajamos en el seno de ONU Mujeres y el sistema de las Naciones Unidas en su conjunto para abordar el acoso sexual y los abusos de poder en nuestros propios lugares de trabajo.

Este año, con su colaboración, nos proponemos respaldar a todas las personas que aún no han sido escuchadas.

PHUMZILE MLAMBO-NGCUK 
SECRETARIA GENERAL ADJUNTA DE LAS NACIONES UNIDAS Y DIRECTORA EJECUTIVA DE ONU MUJERES

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.