Cerrar
Cerrar
Colombia es responsable por secuestro y tortura de Jineth Bedoya: Corte IDH
AUTOPLAY
Corte IDH condenó al estado por caso Jineth BedoyaLa sentencia se dio 21 años después de ocurrido el secuestro y tortura de la periodista.
Jineth Bedoya

César Melgarejo. EL TIEMPO

Colombia es responsable por secuestro y tortura de Jineth Bedoya: Corte IDH

no es hora de callar

Tras más de dos décadas del hecho, el tribunal internacional emitió su sentencia contra Colombia.

Veintiún años, cuatro meses y veintiún días después del secuestro, tortura y violación de los que fue víctima la periodista Jineth Bedoya Lima, el Estado colombiano fue condenado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH).

(Le puede interesar: Corte IDH ordenó dar medidas de protección a Jineth Bedoya y su madre)

El tribunal internacional encontró al Estado de Colombia "responsable internacionalmente por la violación de los derechos a la integridad personal, libertad personal, honra, dignidad y libertad de expresión en perjuicio de la periodista".

Un crimen individual llevó a la reivindicación de los derechos de miles de mujeres víctimas y sobrevivientes de violencia sexual 

Esto, como resultado de los hechos ocurridos el 25 de mayo de 2000, cuando Bedoya "fue interceptada y secuestrada a las puertas de la cárcel La Modelo por paramilitares y sometida a un trato vejatorio y extremadamente violento, durante el cual sufrió graves agresiones verbales, físicas y sexuales", informó la Corte IDH.

Además, el tribunal advirtió la existencia de “indicios graves, precisos y concordantes de la participación estatal en los referidos hechos".

Asimismo, se declaró la responsabilidad internacional del Estado por la violación de los derechos a las garantías judiciales, protección judicial e igualdad ante la ley por la falta de debida diligencia a la hora de realizar las investigaciones sobre dichos hechos, el carácter discriminatorio en razón de género de dichas investigaciones y la violación del plazo razonable.

Jineth Bedoy  lidera la campaña No Es Hora De Callar, contra la violencia sexual y de género.

Foto:

Héctor Fabio Zamora/EL TIEMPO

"El 18 de octubre de 2021 pasa a la historia como el día en que una lucha, que empezó por un crimen individual, llevó a la reivindicación de los derechos de miles de mujeres víctimas y sobrevivientes de violencia sexual y de mujeres periodistas que dejan parte de su vida en su oficio" señaló Bedoya.

Luego de que se conoció la decisión de la Corte, el presidente de la República, Iván Duque, se pronunció al respecto a través de su cuenta de Twitter.

"Una vez más el Estado colombiano rechaza toda agresión física y psicológica contra las mujeres. Jineth Bedoya jamás debió ser secuestrada y torturada. La sentencia de la
Corte IDH se cumplirá en su totalidad, como siempre Colombia lo ha hecho", escribió el mandatario.

Las medidas de reparación ordenadas

Aunque la periodista y sus abogados habían solicitado como medida de reparación el cierre de la cárcel La Modelo, la Corte IDH no accedió a esa pretensión.

(Le puede interesar: Expertos hablan de cierre de cárcel Modelo como medida de reparación)

Eso sí, el tribunal aceptó la alternativa del Estado, consistente en la creación del Centro de Memoria Histórica No es Hora de Callar, que será un lugar de memoria y dignificación de todas las mujeres víctimas de violencia sexual en el marco del conflicto armado y del periodismo investigativo, con un reconocimiento específico a la labor de las mujeres periodistas

Entre las medidas también está  investigar, juzgar y sancionar a los responsables del crimen,  diseñar un sistema de recopilación de datos y cifras de violencia contra periodistas, implementar capacitaciones para que funcionarios públicos identifiquen actos de violencia contra las mujeres  y financiar programas de protección y asistencia a mujeres víctimas de violencia.

"Esta sentencia es una hoja de ruta no solo para reparar a Jineth, sino también para avanzar en la protección de las mujeres periodistas y el acceso a la justicia para mujeres víctimas de violencia sexual, expresó tras conocer el fallo la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP), que junto al Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (Cejil) representan a la periodista en el proceso ante la Corte IDH.

La decisión se da tras 21 años exigiendo justicia

La sentencia del alto tribunal internacional representa un paso trascendental en el caso de Bedoya, quien es subeditora de EL TIEMPO. En Colombia, el proceso ha estado marcado por la impunidad: investigaciones insuficientes, retrasos inexplicables y obstáculos procesales que han impedido llegar a toda la cadena de implicados en el hecho.

(Lea además: 'El Estado me dio una bofetada más ante la Corte IDH': Jineth Bedoya)

Periodista Jineth Bedoya, quien lidera la campaña No es Hora de Callar, antes del inicio de la audiencia ante la Corte IDH.

Foto:

Juan Manuel Vargas/ EL TIEMPO

Uno de esos episodios se presentó en una audiencia en marzo pasado, cuando la Corte IDH avanzaba con el testimonio de Bedoya y, en medio del juicio, la Agencia de Defensa Jurídica del Estado (Andje) se retiró de la diligencia. Y recusó a los magistrados para que no pudieran conocer del caso y se tuviera que acudir a conjueces, petición que no prosperó.

Tras el retiro de la Andje, la comunicadora —quien lidera la campaña No Es Hora De Callar, contra la violencia sexual y de género— aseguró que en la audiencia, en la que se le ofreció un perdón parcial, el Estado le dio “una bofetada más”.

“Reconocer solamente que en 12 oportunidades me hicieron declarar mi violación, que no hubo investigación en las amenazas y que no admiten las reparaciones que yo he presentado es como los casos que denuncio todos los días, donde el marido golpea a la mujer y al otro día le dice 'perdóname, te quiero pero estaba de mal genio'. Eso es lo que el Estado ha hecho conmigo ante la Corte", expresó.

Los hechos

Ese 25 de mayo del 2000, la periodista —que trabaja en el diario El Espectador para entonces— fue raptada en la puerta de la cárcel La Modelo de Bogotá. En esos días, el centro carcelario vivía una lucha por el control de los patios entre paramilitares, guerrilleros y mafiosos, y en su interior se registraban homicidios, secuestros, torturas y desapariciones forzadas, situación que fue denunciada por Bedoya Lima.

Ella había llegado hasta el penal para una entrevista a la que la había citado el exparamilitar Mario Jaimes Mejía, alias el Panadero, pero resultó siento una trampa. Desde la puerta de la prisión Bedoya fue intimidada por un hombre armado, quien la condujo a una bodega cercana a la cárcel.

Más tarde, la periodista fue subida a un vehículo que tomó ruta a Villavicencio y en el trayecto fue víctima de tortura, maltrato y abuso.

(Lea también: ‘Olvidé decir que me violaron’, del libro 'Voces de mujeres')

Por una década, su caso estuvo casi completamente quieto, hasta que en 2012, tras un cambio de fiscal, fueron vinculadas tres personas.

Se trata de los únicos condenados hasta ahora: los exparamilitares Alejandro Cárdenas (‘J. J.’) y Jesús Emiro Pereira Rivera (‘Huevoepizca’), condenados a 30 y 40 años de cárcel, respectivamente, y el ‘Panadero’, sentenciado a 28 años de prisión.

Aunque esas decisiones (que se tomaron entre 2016 y 2019) fueron consideradas como un avance por organizaciones como la Fundación para la Libertad de Prensa (Flip), que representa a la periodista, no se reconocieron como una superación de la impunidad del caso.

Jineth Bedoya lidera No Es Hora De Callar.

Foto:

Héctor Fabio Zamora. EL TIEMPO

De hecho, la misma Bedoya resaltó ante la Corte que de los cerca de 20 implicados en el proceso, solo hay tres personas judicializadas, tres condenas contra autores materiales, pero ninguna contra los intelectuales.

“Creo que el tema de la justicia ha sido una de las peores cargas que he tenido que afrontar en estos 20 años. No solamente es la agresión del 25 de mayo y las amenazas que siguieron, sino un gran sinsabor por la falta de justicia. Creo que eso ha contribuido a que no pueda pasar la página definitivamente y a que tenga que estar en un estado de revictimización constante”, expresó Bedoya en su momento.

La cruzada que la periodista ha emprendido en favor de los derechos de las mujeres ha sido ampliamente reconocido. El año pasado, por ejemplo, fue galardonada con el Premio Mundial de Libertad de Prensa Unesco -Guillermo Cano 2020.

“El coraje y el compromiso de Jineth Bedoya Lima, doblemente expuesta a riesgos inaceptables como mujer y como periodista, inspiran un profundo respeto”, dijo Audrey Azoulay, directora de la Unesco al entregarle el galardón.

También en 2020 recibió la Pluma de Oro de la Libertad, premio anual a la libertad de prensa de la Asociación Mundial de Editores de Noticias (WAN-IFRA), en el que se le reconoció por la dedicación "a la profesión periodística, su incansable trabajo por la promoción y protección de los derechos de las mujeres y su valentía para enfrentar y superar su propia tragedia personal con un nivel de dignidad que sirve de inspiración a sus análogos de todo el mundo".

En abril de este año, la excandidata presidencial estadounidense Hillary Clinton destacó su lucha: “Gracias Jineth Bedoya por persistir en tu valiente búsqueda de verdad y justicia para ti y las miles de víctimas de violencia sexual en el conflicto armado colombiano”, expresó Clinton.

Siga leyendo: Caso Jineth Bedoya: claves del fallo de la Corte IDH que condenó a Colombia

justicia@eltiempo.com

Mis Portales

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.