Todos, todas y todes no es lo único que hay en el lenguaje inclusivo

Todos, todas y todes no es lo único que hay en el lenguaje inclusivo

Usar señorita, enfatizar en lo masculino o en estereotipos promueve una realidad machista y homófoba

Degeneradas- Lenguaje inclusivo

Lenguaje no inclusivo es definir a una persona por ser la pareja de alguien o por la relación que lleva con otro y no por sus propios logros.

Foto:

iStock

Por: ELTIEMPO.COM
09 de agosto 2019 , 12:28 p.m.

¿Los idiomas han sido machistas? Sí y no. La mayoría de palabras, artículos, sustantivos, adjetivos, etc, responde a un sistema binario en el que lo masculino y lo femenino predominan, especialmente lo masculino. En ese sentido sí ha sido machista.

Sim embargo, también ha invisibilizado a quienes no se identifican con ninguna de estas dos identidades. El género gramatical neutro se ha conservado en pocos idiomas como el turco, el griego o el finlandés y en unas pocas palabras como aquello, eso, esto, ello, alguien.

¿Qué se propone entonces? Varias organizaciones que trabajan con la gramática, entre esas la Real Academia de la Lengua Española (RAE) y la Fundéu, y otras como Naciones Unidas, han hablado del tema de lenguaje inclusivo y apuntan a que en verdad los idiomas no son machistas.

Diferencian entre género gramátical (palabras), género como construcción social (roles, comportamientos, actividades, entre otras) y sexo biológico (rasgo biológico), y afirman que somos los seres humanos quienes con la carga semántica hacemos que las palabras tengan significados machistas.

Desde la población LGBTI se han hechos algunas acciones como ponerle la letra E o X a las palabras que sigan ancladas en el sistema binario. Por ejemplo, en lugar de decir’ ‘todos’ o ‘todas’, decir ‘todes’. También poner ‘personxs’ en lugar de personas.

La academia aún no acepta este tipo de cambios, excepto para los cambios en los que simbólicamente se quiera representar algo como en las marchas. Sin embargo, el cambio de letra es solo una parte de lo que significa el lenguaje inclusivo.

“Pueden ser admisibles en ciertos contextos como una manifestación verbal creativa y provocadora, como un recurso gráfico más propio de pancartas y lemas, en los que visualmente puede resultar expresivo, pero se recomienda no emplearlo en textos generales, ya que además presenta el problema de la imposible pronunciación de las palabras resultantes”, dice la Fundéu.

También se habla de él cuando no se es coherente al referirse a una mujer o a un hombre o cuando se habla de ella de manera simple. La Fundéu tiene un buen ejemplo de ello.

“El profesor Gómez (profesión y apellido para referirse a un hombre) y Alicia (nombre de pila para referirse a una mujer) vendrán al almuerzo /// El profesor Gómez y la ingeniera Tucci vendrán al almuerzo (profesión y apellido en ambos casos)”.

Otras situaciones son las de remarcar el estado civil de la mujer (señora o señorita) o dar por sentado que la pareja de las personas es del sexo opuesto (hablar con un hombre y preguntar por su novia/esposa en lugar de su pareja).

Lenguaje no inclusivo es definir a una persona por ser la pareja de alguien o por la relación que lleva con otro y no por sus propios logros.

El caso de Amal Alamuddin retrata muy bien este punto. Cuando los medios se refieren a ella, (incluso usted mismo en casa puede no saber quién es ella ahora mismo) la nombran como Amal Clooney, la esposa del actor George Clooney. Ni se les ocurre decir: Amal Alamuddin, abogada, experta en derechos humanos, activista y escritora. Claro que no es necesario poner todos sus cargos, ¿pero por qué reducirla solo a ser la esposa del actor?

En este episodio las periodistas Laura Robles y Cindy Morales, cocreadoras de #Degeneradas, hablaron con Camila Flórez, psicóloga educativa, y Daniela Rojas, ingeniera industrial, ambas creadoras de Juntes Podemos, sobre la tarea que ese colectivo hace sobre este tema.

La Fundéu tiene más pistas para poder tener un lenguaje inclusivo. Las pueden consultar aquí https://www.fundeu.es/lenguaje-inclusivo/

Si quiere escuchar o descargar este y todos los programas puedes escucharlos en Spotify, iTunes, Deezer y en la plataforma Spreaker. También puede ingresar a www.eltiempo.com/podcast/degeneradas.

Además, puede comentar los episodios en redes sociales con el hashtag #Degeneradas. Si quiere que tratemos algún tema especial, escríbanos a cinmor@eltiempo.com

ELTIEMPO.COM

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.