¿Por qué el desempleo también es un problema de género?

¿Por qué el desempleo también es un problema de género?

Las mujeres solo aplican a una convocatoria laboral cuando cumplen más del 90% de los requisitos. 

Mujeres en el trabajo: cinco prácticas discriminatorias

Las mujeres ganan en promedio un 25 por ciento menos que los hombres.

Foto:

123RF

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
22 de octubre 2020 , 12:51 a. m.

El efecto de las brechas de género en la economía es devastador para las mujeres. Los estereotipos y la violencia machista hacen que existan fenómenos como brecha salarial, discriminación, violencia, acoso y abuso en el ambiente laboral, y dificultosos procesos a la hora de acceder a un trabajo formal.

Todos estos problemas aumentaron durante la pandemia, y aunque hay que decir que la afectación ha sido histórica , la emergencia sanitaria recrudeció la tasa de desempleo y la informalidad en las mujeres.

Solo por dar algunas cifras, antes del covid - 19, en el 2019, el desempleo en las mujeres en Colombia era de 13,6 %, 5,5 puntos porcentuales por encima que los hombres, mientras que en julio de este año la cifra llegó a 26,2 % lo que refleja un aumento de 12,6 %.

En Bogotá la tasa de desempleo aumentó en un 123 % durante el segundo trimestre de 2020 comparado con el mismo periodo del año pasado, la informalidad pasó de 43 % a 55 % y la informalidad alcanzó un 15 %.

Esta problemática tiene varias explicaciones. La primera es que las mujeres trabajan en los sectores económicos más afectados, que son todos los que están en el renglón de servicios, por ejemplo, según ONU Mujeres, el 72 % de las mujeres que trabajaban como personal de servicio doméstico quedó sin empleo. La segunda es que se triplicaron las actividades de cuidado sin remuneración, lo cual obligó a muchas mujeres a renunciar a sus trabajos, lo cual es un claro reflejo del desequilibrio en el trabajo del hogar. Y la tercera es que la pandemia obligó a cerrar miles de empresas alrededor del mundo.

Pero como mencionamos antes el problema no es nuevo. Las brechas son y han sido tantas que todavía es común encontrar noticias con titulares como: ‘primera mujer en más de 80 años en ocupar x o y cargo de x o y empresa’. Y lo celebramos por supuesto, pero las cosas no deberían ser así.

Barreras hay por montón. Preguntas como “¿Planeas tener hijos?”, “¿Ya estás casada?”, ¿Quieres quedar en embarazo pronto?”, son solo algunos ejemplos de lo que tienen que atravesar casi todas las mujeres en los procesos de contratación. Preguntas que deberían estar absolutamente vetadas y que se las hacen solo por el hecho de ser mujeres.

Pero ojo: detrás de esto hay muchas cosas. Lo primero es que los estereotipos de género siguen pesando sobre los hombros de las mujeres y esto pone en jaque mate el acceso a empleos formales.

Una razón es que las actividades de cuidado siguen estando desequilibradas -en promedio las mujeres, en Colombia, dedican cinco horas y media a trabajo de cuidado sin remuneración, carga que se suma a su jornada laboral- y esta es la razón por la que muchas mujeres no pueden acceder a empleos formales.

Además de eso los procesos de selección suelen favorecer a los hombres así las mujeres esten mejor calificadas y de nuevo esto pasa simplemente por el hecho de ser mujeres, porque hasta el hecho de menstruar es considerado un problema.

En este episodio de Degeneradas hablamos sobre las brechas de género en el acceso a empleo, la desigualdad laboral, la inequidad en las empresas e instituciones y el golpe de la pandemia para el empleo de las mujeres.

Junto a Mariangela Zuloaga, directora de operaciones de Aequales LATAM, empresa que trabaja para cerrar las brechas de género en el ámbito laboral en Latinoamérica, y Adriana Carolina Belalcázar, psicóloga organizacional experta en desarrollo organizacional, selección, bienestar, relaciones laborales y clima organizacional. Reflexionamos sobre estos temas y creamos una lista de ‘tips’ para las empresas y para las mujeres.

Esto último porque muchas veces los estereotipos de que por ser mujer se tiene que ser perfecta nos ponen de frente ante el denominado ‘síndrome del impostor’. Está comprobado que si las mujeres no cumplen el 100 % de los requisitos para presentarse a un trabajo dejan de postularse, mientras que los hombres se postulan si cumplen con cerca del 60 %.

Disfrute de este episodio y si le interesa el tema escuche ‘Qué habría sido de la pandemia de las mujeres’, el episodio dos de esta temporada y siga reflexionando sobre economía del cuidado, género y equidad.

Déjenos sus comentarios abajo o escríbanos a anamariamontoya1130@gmail.com o a camila.morenoc@hotmail.com si tiene algún tema del que quiere que hablemos.

La y lo invitamos a escuchar o descargar este y todos los programas. Estamos en Spotify, iTunes, Deezer y en la plataforma Spreaker. También puede encontrarnos en
www.eltiempo.com/podcast/degeneradas

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.