Los personajes del 2018 / El otro lado

Un balance de las personalidades de la TV colombiana que fueron tendencia el año que terminó.

Ómar Rincón, Crítico de televisión

Ómar Rincón, Crítico de televisión.

Foto:

César Sánchez Carreño

Por: Omar Rincón
06 de enero 2019 , 10:00 p.m.

Memes. Ya no hay líderes de opinión, nadie lee los columnistas, poco importan los periodistas. Hoy, todo se resuelve en un meme. Pasa un evento deportivo o político o de farándula, y la opinión y los sentimientos se mueven y expresan en meme. Hemos llegado a la memecracia. Opinión con humor.

WhatsApp. Si queremos saber qué pasa en la realidad, ya no vamos a la televisión sino al Twitter. Si queremos saber cómo ganaron y son suceso político Duque-Trump-Bolsonaro, vamos al WhatsApp. El gran medio de comunicación de nuestros días es WhatsApp; su seducción está en que confirma nuestros miedos, odios y prejuicios. Es más, ahora los medios tratan de resolver su problema de comunicación creando su propio canal WhatsApp para intentar ganarles a las 'fake news'.

Los indígenas. En su lucha por la sabiduría y la soberanía audiovisual, por ser como quieren ser, ahora son un actor fundamental para pensar y hacer la comunicación en Colombia. Y ya tienen un plan decenal de TV para luchar por la enunciación propia y ejercer el derecho a autorrepresentarse.

Héctor Ulloa, don Chinche.
Murió. Y con él, una forma de hacernos reír desde la identidad. Su muerte nos recuerda que murió un familiar. Su valor fue representar la inteligencia de lo popular, la recursividad del pobre y la capacidad de pensar desde el humor.

Enrique Colavizza murió. Nos hizo reír en 'Sábados felices'. Con él se va un modo más cotidiano y menos morboso de hacer reír. Más que chistes, actuaba escenas.
Luis Fernando Montoya murió. Se nos fue Simón Bolívar, lo representó tanto que se creyó el Libertador y los colombianos pensamos que Bolívar es como Montoya. Luchó y le ganó a la vida. Lo recordáremos por telenovelas como 'Pero sigo siendo el rey', 'Los cuervos', 'Hermanos y hermanas', 'La ronca de oro'.

Jota Mario salió de RCN. Duró tanto en pantalla porque era un fiel representante de los hombres de aquí. Jota Mario es muy colombiano porque dice lo que quiere, se burla de todo para existir, juega a lo chabacano y sexualito, exhibe orgulloso su humor provinciano y su desparpajo ignorante. Seguirá siendo el rey porque todos los hombres colombianos llevamos un Jota Mario en el corazón.

El padre Linero colgó los hábitos. Le puso bacanería caribe a Jesús. Su virtud fue jugar en la cancha de la televisión y driblar la solemnidad de la Iglesia. Su éxito es hacer un Dios que habla como la gente del común. El padre Linero nos ofrece un Dios gozoso y sabroso, y eso ofende a muchos solemnes.

Las reinas. Ahora hay dos reinados, y a nadie le importa. Tal vez sea bueno no tener reinas.

El presentador Bieri.
Fue buen presentador de RCN, Citytv y Red+ Noticias; lo nombraron gerente de RTVC, y fue el caos. Su torpeza lo volvió figura pública. Su torpeza lo llevó a posponer la ley de Mintic. Su torpeza puso en jaque la autonomía de la TV pública.

ÓMAR RINCÓN
Crítico de televisión
orincon61@hotmail.com

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido