Secciones
Síguenos en:
Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial, la mejor inversión
Festival de baloncesto en Cali

El objetivo es realizar obras de infraestructura en el sector de salud, educación y recreación-deportes.

Foto:

Juan Pablo Rueda Bustamante / El Tiempo

Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial, la mejor inversión

Los proyectos son realizados por la comunidad con el liderazgo de las alcaldías y las JAC. Opinión.

Mientras el centro es escenario de rencillas libradas por aquellos que se señalan mutuamente como amigos o enemigos de la paz, en la periferia comienza a vivirse una nueva realidad que refleja los esfuerzos del Gobierno Nacional por convertir la era del posconflicto en una oportunidad de reivindicación social de regiones que durante años han estado marginas y sumidas en la pobreza y la desigualdad.

Durante la reciente Cumbre Nacional de Gobernadores, reunida en Villamaría, Caldas, tuvimos la oportunidad de reconocer con justicia los esfuerzos de la administración que ha llevado inversiones superiores al billón de pesos a más de 170 municipios de 19 departamentos, priorizados al amparo de los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET).

Quizá en estos tiempos complejos que hoy vivimos el país no haya tenido el suficiente tiempo y oportunidad de decantar la información sobre los réditos sociales que produce una inversión que, contrastada con las limitaciones presupuestales y fiscales que enfrentamos, resulta generosa, aunque muchos dirán que no siempre suficiente.

Conviene recordar que el Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022 asignó $37,1 billones al Plan Plurianual de Inversiones, de los cuales $ 10,4 billones se relacionan directamente al Pacto por la Construcción de Paz. El presidente Iván Duque Márquez, con el respaldo y compromiso de los gobernadores, ha logrado diseñar un trazador presupuestal para la paz y ha logrado coordinar y articular los instrumentos de implementación del Acuerdo Final de La Habana y las fuentes de financiación.

Ese trazado está siguiendo el curso de la hoja de ruta fijada para los más de 170 municipios PDET. Uno de los factores que le dan mayor impulso a esta estrategia es la decidida participación ciudadana, que ha servido para identificar las necesidades más urgentes y para priorizar proyectos en cada vereda, por cada municipio, con una participación de más de 350.000 personas.

De acuerdo con el seguimiento que hemos venido realizando desde la Federación Nacional de Departamentos, su génesis data de 2018, cuando en 52 municipios se puso en marcha el programa de Pequeña Infraestructura Comunitaria (PIC) con el objetivo de realizar obras de infraestructura en el sector de salud, educación y recreación-deportes.

Lo más interesante de ese programa es que los proyectos son realizados por la comunidad con el liderazgo de las alcaldías y la Juntas de Acción Comunal. Es decir, cobran si se quiere mayor legitimidad en la medida es que son construidos desde la base misma de comunidad, con un plante que inicialmente fue de $134.000 millones y que ha venido creciendo exponencialmente.

El compromiso “campo y paz con legalidad”, establecido en el Plan Nacional de Desarrollo, incluye el programa de Agricultura por Contrato que ha llegado acompañado de la provisión de bienes públicos rurales y la implementación del catastro multipropósito. Es más que destacable que los campesinos de los municipios PDET tengan acceso a crédito y puedan comercializar sosteniblemente sus productos.

Como bien lo han advertido organismos de control, como la Contraloría General de la República, es necesario mejorar la articulación nación- territorio para que las inversiones realizadas por el Gobierno nacional puedan tener un mejor impacto a nivel regional, lo que redundará en beneficio de la población víctima que reside en estos territorios PDET. Esa es precisamente la meta que buscamos alcanzar con un trabajo en equipo.

En su momento, y también es justo reconocerlo, las administraciones territoriales facilitaron la decisión de comprometer recursos del OCAD Paz, con el fin de adelantar las obras en los PDET del país y atender las necesidades, como las que se evidencian en Caquetá. Gracias a ello fue posible la aprobación de 232 proyectos de inversión por $1.1 billones de pesos de regalías para obras regionales, como lo ha destacado, en distintos escenarios, el consejero presidencial Emilio Archila.

Así, los PDET tienen la impronta de la equidad y el progreso y es un deber colectivo impulsar su cabal aplicación.

Didier Tavera Amado*
*Director Ejecutivo de la Federación Nacional de Departamentos

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.