Secciones
Síguenos en:
La bandera, ‘como corresponde’

La bandera, ‘como corresponde’

Izar la bandera al revés es un acto de resistencia frente a la muerte y un grito de auxilio.

19 de julio 2021 , 08:23 p. m.

En las últimas protestas, los manifestantes han optado por el uso de un símbolo lleno de significado: izar la bandera colombiana al revés. Se envía de esta forma un mensaje de descontento y malestar, y siendo el rojo el primer color –que originalmente simboliza la sangre de los héroes de la independencia– se pone el énfasis en la sangre que ha corrido a causa de los asesinatos de ya demasiados jóvenes en las calles de nuestras ciudades. Es, simultáneamente, un acto de resistencia frente a la muerte y un grito de auxilio.

Pero a Diego Molano, ministro de Defensa, el acto le parece un irrespeto con los símbolos de la patria y pidió izar la bandera hoy 20 de julio “como corresponde”. Frente a esto, déjenme exponer las razones por las cuales ningún ciudadano colombiano está en la obligación de seguir las instrucciones del ministro y los motivos por los cuales su solicitud está en abierta contradicción con varios de nuestros derechos.

Para empezar, en todos los grupos de individuos, en sociedades y naciones, y en general en todas las “comunidades imaginadas” (como las llamaría Benedict Anderson), los ritos son de gran importancia para la cohesión. Por tanto, enarbolar símbolos patrios (un rito crucial) es una forma de expresar un sentimiento o un grupo de ideas colectivas que nos unen como ciudadanos. Justamente por eso, es un rito que no puede ser impuesto desde lugares de poder o si no, se convierte en nacionalismo del más peligroso. Por tanto, la bandera puede y debe ser usada para honrar aquellos valores que nos unen como nación, o para expresar una profunda ruptura en esas creencias que solíamos compartir. Ambas son formas de ejercer la ciudadanía y de expresarnos libremente.

Alguien podría preguntar por qué, si esto es cierto, se prohíbe izar la bandera confederada en Estados Unidos –para muchos, un símbolo del pasado esclavista y de la supremacía blanca en ese país–. En realidad, la bandera confederada puede ser usada por ciudadanos en cualquier momento, pero la Corte Suprema ha decidido que no debe ser exhibida en espacios públicos. Eso quiere decir que la libertad de expresión de los individuos está garantizada, pero la libertad de expresión gubernamental tiene unos límites más exigentes establecidos por los acuerdos a los que la sociedad ha llegado colectivamente (v. gr., todos los ciudadanos son iguales) y fruto del sistema democrático.

No se puede consagrar y respetar el derecho a la protesta sin garantizar y otorgarle el valor
que corresponde
a la libertad de expresión

De hecho, no se puede consagrar y respetar el derecho a la protesta sin garantizar y otorgarle el valor que corresponde a la libertad de expresión. A estos dos principios, en cualquier democracia que se precie de serlo, los une un vínculo muy grueso y sólido. Por esa razón, la misma Corte Suprema estadounidense ha dicho que incluso quemar una bandera es un acto de expresión simbólica, político en esencia, que debe ser garantizado así sea a costa de lo desafiante y ofensivo que para muchos pueda ser profanar un símbolo nacional. En síntesis, la libertad de expresión en la protesta no puede aplicarse solo para proteger el tipo de mensaje que a uno le gusta; este derecho existe justamente para proteger a los ciudadanos que quieren expresar ideas que al Estado o a las mayorías no les gustan.

Finalmente, un argumento político. El uribismo en Colombia y las derechas, en general, han sido muy eficientes a la hora de apropiarse de los símbolos patrios y convertirlos en la encarnación de sus propias ideas y principios. El nacionalismo (mal entendido) que enarbolan hace uso constante de la bandera colombiana para (con)fundir muy eficientemente el ‘amor a la patria’ con la lealtad a sus líderes y a sus ideas políticas. Luego, si ellos emplean políticamente los símbolos patrios, ¿por qué los ciudadanos que se resisten en la calle no pueden? ¿O es que solo ellos pueden usar la bandera “como corresponde”?

SANDRA BORDA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.