¿Y la autoridad qué?

¿Y la autoridad qué?

Tan absurdo como la reventa de pasajes de TransMilenio, es la inoperancia de las autoridades.

Por: EDITORIAL
23 de agosto 2018 , 12:00 a.m.

El oportunismo propio de los avivatos, la indiferencia ciudadana y una marcada falta de control de las autoridades han permitido que el mal llamado ‘negocio’ de las tarjetas de acceso al sistema TransMilenio (TM) y al SITP de Bogotá haya alcanzado ribetes preocupantes. No es nueva la crónica de este diario que relata cómo en múltiples estaciones opera una mafia que hace uso indebido de las tarjetas para acceder al sistema a través de la reventa de pasajes, pero este fenómeno ya tomó ventaja.

Tanta que el revendedor actúa a sus anchas, como un vendedor informal más, a plena luz del día y con la desfachatez propia de quien ve la oportunidad de hacer dinero fácil sin importar que con ello contribuya a empeorar la calidad del servicio que se presta y, de paso, estafe al usuario.

Acciones de este tipo no tienen justificación alguna, máxime cuando la gente pide a diario mejoras en la operación de TransMilenio. Pero, claramente, quienes están detrás de esta práctica se nutren de la ineficiencia del servicio (escasos puntos de recarga), estaciones atestadas y gente afanada que prefiere pagar su pasaje por fuera del sistema; poca vigilancia y mal uso de los subsidios que otorga el Distrito facilitan el accionar de los revendedores.

Acciones de este tipo no tienen justificación alguna, máxime cuando la gente pide a diario mejoras en la operación de TransMilenio.

Tan absurda como esta práctica es la inoperancia de las autoridades. Quienes tienen montado el ‘negocio’ trabajan en las narices de los funcionarios o de la policía, y no pasa nada. Según advierten los medios, en las propias estaciones donde se cargan las tarjetas, las operarias saben que una persona con diez de estos plásticos es un revendedor ilegal, y no pasa nada.

Pueda ser que ahora, cuando se anuncia con bombos y platillos la entrada en vigor de un nuevo esquema de seguridad para ‘entornos seguros’ en el sistema TM, que incluye policía motorizada, además de garantizar la tranquilidad de los usuarios, se eliminen prácticas que están minando las arcas del Distrito.

editorial@eltiempo.com

MÁS EDITORIALES

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.