Xi, ¿‘el emperador’?

Xi, ¿‘el emperador’?

El gran temor del mandato ilimitado de Xi Jinping es que se desate una guerra comercial en el mundo.

02 de marzo 2018 , 12:00 a.m.

A Occidente le va a resultar muy difícil entender el proceso por el que parece enfilarse el poder en China si, como se espera, el parlamento aprueba la semana entrante una modificación constitucional que le permitiría al actual líder del Ejecutivo, Xi Jinping –que está en la jefatura del Estado desde el 2013–, gobernar ilimitadamente y tener mayor influencia sobre los mecanismos de poder y el manejo de la economía.

Desde la muerte del histórico líder de la Revolución, Mao Zedong, había habido un especial celo de que el proyecto chino tuviera un desarrollo colectivista e institucional en el que no terminara imponiéndose una personalidad fuerte o vitalicia. Hacia allá iban las prácticas sucesorias que impuso el reformista Deng Xiaoping, quien gobernó desde 1978.

Pero de aprobarse la eliminación del límite de dos mandatos presidenciales de cinco años, como se da por descontado, se marcaría un punto de inflexión que para el Gobierno chino significa la posibilidad de darle más “estabilidad al proyecto económico del país” y una medida necesaria para “perfeccionar el sistema de gobierno del Partido Comunista y del Estado”.

Para otros, significaría inaugurar la era del ‘emperador Xi’, una suerte de deriva autoritaria que asusta y crea incertidumbre.

Pero para otros, incluso numerosas voces dentro del país que han sido borradas por la censura, significaría inaugurar la era del ‘emperador Xi’, una suerte de deriva autoritaria que asusta y crea incertidumbre porque se siente que su liderazgo no tendría contrapesos, ni dentro ni difícilmente fuera del país, en especial en un momento en que Estados Unidos cede terreno por la voluntad del gobierno de Donald Trump de aislarse y mirarse el ombligo.

El gran temor es que se desate una guerra comercial en el mundo, que las ambiciones territoriales chinas en un mar que muchos países también reclaman terminen consolidándose a la fuerza y que se imponga un liderazgo, pero a nivel mundial, que no se ha caracterizado por la defensa de los derechos humanos, ni de la libre expresión ni mucho menos de lo que Occidente considera libre y democrático. Es todo un desafío para el orden liberal, en una de sus horas más bajas.

editorial@eltiempo.com

Personaje del año 'Time'

El Presidente de China, Xi Jinping.

Foto:

Alexey Kudenko/ EFE

MÁS EDITORIALES

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.