Una tarea urgente

Buscar a los desaparecidos por el conflicto es una cruzada en la que todos bebemos contribuir.

Por: Editorial
12 de enero 2021 , 12:38 a. m.

Una de las más dolorosas heridas del conflicto en Colombia es la de la desaparición forzada. Sin tener idea de lo que fue de sus familiares y sin el alivio de poder al menos enterrarlos dignamente, más de 120.000 familias tratan de avanzar con sus vidas, bajo la pesada incertidumbre que muchos cargan hasta la tumba. Por eso, uno de los puntos centrales de la negociación de paz con las Farc fue crear una unidad que se encargara de buscar a los desaparecidos.

Desde el año pasado, la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas empezó la firma de pactos con autoridades regionales para priorizar esta labor humanitaria. Y para este 2021 está liderando la firma de un pacto nacional que convoque no solo al Estado sino a la comunidad internacional, la academia, las ONG y los medios, entre otros actores, para escalar en la agenda pública la situación de miles de familias que llevan años en espera al menos de una noticia, aunque esta sea la confirmación de sus peores temores.

Es una cruzada en la que todos debemos contribuir. Y es clave también no desechar lo mucho que han avanzado en esta dolorosa materia varias instituciones. Así, hay que señalar que no es esta una obligación de la que se hubiera olvidado el Estado colombiano. De hecho, el Sistema Red de Información de Desaparecidos y Cadáveres (Sirdec), orientado por el Instituto de Medicina Legal, lleva años coordinando los esfuerzos para ubicar a las personas desaparecidas en cualquier circunstancia. Y no se puede minimizar el enorme aporte que aún hoy sigue haciendo la Unidad de Justicia y Paz de la Fiscalía, que en los últimos 15 años logró la recuperación de no menos 7.000 cuerpos de víctimas de las Auc enterrados en fosas clandestinas. En esto fue clave la colaboración de los desmovilizados de los grupos paramilitares.

Tanto la Unidad de Búsqueda como la Justicia Especial para la Paz tienen un frente abierto que, en aras de una mayor legitimidad de la negociación de paz, debe mostrar cuanto antes resultados equiparables.

EDITORIAL
editorial@eltiempo.com

MÁS EDITORIALES

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.