Un proyecto vital

Un proyecto vital

Es un paso firme de la Fiscalía penalizar a quienes porten el doble o más de la dosis mínima.

03 de agosto 2018 , 12:00 a.m.

Como se sabe, el tráfico y el consumo de drogas ilícitas es uno de los grandes males que aquejan a la sociedad de hoy, más en un país productor de estupefacientes como el nuestro, con alto consumo interno. De este flagelo se desprenden innumerables y trágicos dramas. Por ello, todo lo que se haga para controlarlo, minimizarlo al menos, siempre será poco.

En este sentido, tiene que ser visto como un paso firme, y en la dirección correcta –sobre todo de carácter urgente–, el proyecto de ley que la Fiscalía, respaldada en buena hora por los alcaldes de las capitales del país, radicó en el Congreso, que busca, especialmente, penalizar a quienes porten el doble o más de la dosis mínima.

Fiscal, Policía y alcaldes saben de primera mano lo difícil que se ha vuelto detener a los llamados jíbaros, que son los distribuidores del microtráfico, pues cuando son sorprendidos, aprovechando un vacío de la ley, alegan que portan sus “dosis de aprovisionamiento”.

El proyecto incluye una actualización de sustancias ilícitas y establece duras penas, hasta de 35 años, para los traficantes que distribuyan en colegios y otros sitios de concentración de menores.

Dice el proyecto que para conjurar la inseguridad jurídica, el Congreso debe establecer un estándar claro, “según el cual la dosis de aprovisionamiento no podrá exceder el doble de la cantidad establecida como dosis personal para las sustancias reguladas en la ley 30 de 1986”.

El proyecto también incluye una actualización de sustancias ilícitas y establece duras penas, hasta de 35 años, para los traficantes que distribuyan en colegios y otros sitios de concentración de menores. Es otro aspecto clave, pues estos delincuentes que envician a los niños solo buscan captar clientela futura, sin importarles que cometen uno de los peores y más brutales crímenes.

Este Congreso tiene aquí uno de los proyectos fundamentales del momento, que ya debe estar en el orden del día. Es una propuesta vital que no tiene color político, cuya única filosofía es la defensa de la sociedad, de la familia, de la aplicación de justicia para un delito miserable que mata en vida.

editorial@eltiempo.com

MÁS EDITORIALES

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.