Un balance agridulce

Un balance agridulce

Cifras sobre comportamiento de la economía en el primer trimestre generan sentimientos encontrados.

Por: EDITORIAL 
16 de mayo 2019 , 07:50 p.m.

Aparte de un puñado de especialistas, pocos colombianos le prestaron atención el miércoles a la rueda de prensa convocada por el Dane, con el objetivo de dar a conocer las cifras sobre el comportamiento de la economía colombiana en el primer trimestre del año. En la medida en que la conmoción creada en el frente judicial sigue su curso, vale la pena darles una mirada a cifras que generan sentimientos encontrados.

Y es que, en primer lugar, la expansión del producto interno bruto entre enero y marzo se ubicó por debajo de los pronósticos oficiales y de los cálculos del Banco de la República. El resultado de 2,8 por ciento es muy similar al de las mediciones anteriores y sugiere que la aceleración esperada todavía no se concreta. Como vamos, se ve improbable alcanzar la meta de crecimiento del 3,6 por ciento fijada por el Gobierno para 2019.

La explicación de lo ocurrido recae en un comportamiento muy heterogéneo de los diferentes sectores analizados. Mientras que las actividades financieras registraron un saludable aumento del 5,5 por ciento, la construcción tuvo una inquietante contracción del 5,6 por ciento. Entre esos dos extremos hay actividades de comportamiento dispar cuyo tránsito merece una comprensión detallada de las autoridades encargadas con el fin de que se adopten los correctivos del caso.

La administración Duque tiene la responsabilidad de enviar señales de tranquilidad, y más en estos tiempos de turbulencia internacional.

Entre los asuntos que requieren atención urgente se deben mencionar las dificultades del segmento edificador, que sigue sin levantar cabeza. Tanto la vivienda como los otros destinos (centros comerciales, oficinas o bodegas industriales, por ejemplo) se encuentran de capa caída, no obstante que las tasas de interés son relativamente bajas y la demanda interna ha ganado vigor.

No menos importante es el campanazo de alerta de los capítulos agropecuarios. De no ser por la pesca, el balance del campo habría sido negativo, pues ni la ganadería ni los cultivos permanentes y temporales arrancaron bien el calendario. Es verdad que el fenómeno climático del Niño influyó en los números, pero resulta inquietante que otra vez las áreas rurales anden más lento que el promedio nacional.

Dentro de lo rescatable, hubo una mayor velocidad de la industria, a pesar de lo sucedido en el área de refinación de hidrocarburos. También el transporte anduvo más rápido, mientras que el comercio fue el que más aportó en la cifra global, con un alza del 4 por ciento en las ventas reales. Lo anterior está atado directamente al comportamiento del consumo interno y, en particular, el de los hogares. Este es el factor primordial en el desempeño actual de la economía, por lo cual hay que evitar ponerle palos en la rueda o golpear la confianza de la ciudadanía.

Debido a ello, la administración Duque tiene la responsabilidad de enviar señales de tranquilidad, y más en estos tiempos de turbulencia internacional. En paralelo, el Ministerio de Hacienda está obligado a mantener la casa en orden, a sabiendas de que los recaudos tributarios podrían ser menores que los presupuestados, por causa de un crecimiento algo menor.

Aun así, no se pierde la esperanza de que los trimestres que vienen traigan un parte más positivo. Para ello hay que darles seguridad a la opinión y a los empresarios de que hay una mano firme en el timón de la economía.

Empodera tu conocimiento

MÁS EDITORIALES

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.