Secciones
Síguenos en:
Un asunto muy serio

Un asunto muy serio

Que Colombia sea el país más peligroso para líderes ambientales obliga a actuar sobre las causas.

Desde cualquier punto de vista es lamentable y alarmante saber que Colombia es el país más peligroso del mundo para los líderes ambientales, tal y como lo acaba de revelar, con relación al 2020, la ONG británica Global Witness. El informe muestra un panorama que no puede dejar dormir tranquilo a nadie: el primer lugar en asesinatos de quienes desempeñan esta labor lo ostenta el país, con más del doble de asesinatos, 65, que México, que ocupa el segundo puesto con 30. El total de muertes supera en una las de 2020 y en 40 las de 2019: la tendencia es claramente al alza. En apenas cuatro años, el aumento ha sido del 140 por ciento en los ataques a quienes militan en causas ambientales. Esta dura realidad se enmarca, como lo señala el documento, en el fenómeno de los asesinatos de líderes sociales.

Como varias veces se ha dicho desde estos renglones, que sean tan vulnerables quienes a la larga defienden el sentido de comunidad, pues sus causas buscan proteger todo aquello que hace posible la vida, tiene que preocupar y llevar, a la par con acciones realmente efectivas y que apunten a las raíces del problema, a una profunda reflexión.

Es urgente proteger de la manera que sea más efectiva a quienes están en la mira de las mafias por su labor con la comunidad.

En esta mirada se puede ir un poco más allá, para mayor desolación, y encontrar que un tercio de los ataques fueron dirigidos contra indígenas y afrodescendientes y poco menos de la mitad, contra personas que derivan su sustento de la agricultura a pequeña escala. Que no quede duda: las economías ilegales –narcotráfico, acaparamiento de tierras, minería ilegal, tráfico de madera– que florecen para desgracia de la sociedad en muchos territorios del país terminan siendo maquinarias de muerte y letal matoneo que ven en cualquier iniciativa comunitaria que busque defender no solo el bien común sino la posibilidad de futuro en ese territorio para los más jóvenes a un enemigo que debe ser aniquilado.

Ante las cifras, el Gobierno ha reiterado que se trabaja en varios frentes. En estrategias que permitan la articulación institucional con miras a prevenir estos ataques, a través de la Comisión Intersectorial para el Desarrollo del Plan de Acción Oportuna, liderada por la propia Presidencia de la República; fortaleciendo los escenarios de participación y de diálogo comunitario, y reconociendo el rol de los líderes en sus territorios con el objetivo de generar confianza.

Todos los involucrados tienen que entender que el reto está en desactivar los factores estructurales. Es urgente y necesario proteger de la manera que sea más efectiva a quienes hoy están en la mira de las mafias por su labor con la comunidad, quién lo duda, pero aquí no se puede agotar la misión estatal. El objetivo tiene que ser llegar a escenarios en los que representar los intereses de los más vulnerables no suponga, como hoy ocurre en tantas zonas, convertirse en blanco de los criminales. El Acuerdo de Escazú es un paso en esta dirección, el compromiso del Gobierno con su ratificación debe hacerse realidad cuanto antes y en eso valdría la pena tomar nota de las voces que insisten en que la socialización de este, procedimiento planteado por el Ejecutivo, se puede dar de forma paralela con su trámite en el Congreso. Esa herramienta y la intensificación de acciones para que el Estado haga presencia plena en zonas críticas son la ruta paralela que ha de seguirse.

EDITORIAL

MÁS EDITORIALES

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.