Trump candidato

Trump candidato

Al lanzar su campaña reeleccionista dejó claro que no busca apoyos más allá de sus fieles seguidores

Por: EDITORIAL 
19 de junio 2019 , 07:55 p.m.

Cuando todavía faltan 16 meses para la cita en las urnas, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, lanzó oficialmente su campaña reeleccionista el martes pasado en la noche, en un evento que tuvo lugar en Orlando, Florida.

A pocos sorprendió que esgrimiera de nuevo su lamentable retórica antiinmigración. Un discurso que estereotipa de manera injusta a quienes llegan al país del norte en busca del sueño americano como personas peligrosas, que solo quieren arrebatarles a los ciudadanos estadounidense la riqueza y la tranquilidad. Este mensaje fue clave para cohesionar su base en 2016, y es claro que repetirá la fórmula. En esta ocasión, apoyado en decisiones presidenciales como las redadas que anunció para las próximas semanas con el fin de deportar a “millones” de indocumentados sin un caso pendiente ante las autoridades migratorias.

Su segundo estandarte, previsible, por supuesto, fue una economía que completa 121 meses de crecimiento constante. Es un dato contundente que viene de la mano con una tasa de desempleo en picada desde hace una década, y actualmente en su punto más bajo de los últimos 50 años: 3,6 por ciento.

Gobernar en clave de división le ha dificultado mucho al mandatario hacer crecer su respaldo; de ahí, su baja popularidad.

Podría entonces concluirse que Trump tiene pavimentado el camino hacia su reelección. Más cuando en esta ocasión maneja las riendas del poder, y se ha demostrado que está dispuesto a usarlas cuantas veces sea necesario para impulsar su aspiración, sin importar el costo en términos de los intereses de la nación. Pero las encuestas y los conocedores de la política de Estados Unidos dejan claro que no la tendrá tan fácil. Las primeras, incluso las de su misma campaña y las de medios que cuentan con su constante beneplácito, lo muestran perdedor frente a uno de sus posibles contendores, el exvicepresidente de Obama, Joe Biden, en tres estados claves: Pensilvania, Wisconsin y Florida. Y es que el buen momento de la economía no ha tocado todos los sectores de la población. En muchos estados, la desigualdad va en franco aumento, a lo cual se suma el posible impacto de la guerra comercial con China.

Es un elemento fundamental también que su apuesta en el tiempo que lleva en la presidencia ha sido por consolidar los apoyos del sector de la población que lo respalda ciegamente, en lugar de ceder un poco a cambio de conquistar respaldos en otras zonas del espectro político. Gobernar en clave de división ha hecho que hoy le sea muy difícil hacer crecer su respaldo, y esta realidad se materializa en los índices de popularidad. Nunca ha superado el 50 por ciento; actualmente está en 43 por ciento. Pero tal cifra puede bastarle, toda vez que en el sistema electoral de este país no siempre gana quien cosecha las mayorías, tal y como le ocurrió a Hillary Clinton en 2016. La milimetría de los distritos electorales –siempre dinámica– es un factor fundamental.

Todo esto a falta de conocerse quién será su opositor. Si se tratará de alguien del ala más a la izquierda del Partido Demócrata, como el senador Bernie Sanders, o de alguien que, como Biden, esté en capacidad de atraer votantes de muy diverso talante ideológico, incluso algunos republicanos. Todo lo contrario del actual presidente, que, para muchos, nunca dejó de ser candidato.

editorial@eltiempo.com

Sal de la rutina

MÁS EDITORIALES

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.