TransMicable voló

TransMicable voló

Esta obra invita a ser optimista sobre los adelantos en infraestructura que presenta la capital.

Por: EDITORIAL
01 de septiembre 2018 , 12:00 a.m.

Bogotá pasó a engrosar la lista de ciudades que cuentan con un cable aéreo como medio de transporte. Ayer fueron entregadas oficialmente las obras físicas del sistema que, sin duda alguna, les cambiará la vida a no menos de 700.000 personas en el sur de Bogotá. Una buena noticia que alivia la movilidad para este amplio sector de la ciudad e invita a ser optimista sobre los adelantos en infraestructura que presenta la capital.

El TransMiCable, como fue bautizado, se concibió y contrató en la pasada administración. Con el alcalde Enrique Peñalosa, la obra se hizo realidad, y en diciembre ya podrá ser utilizada por los ciudadanos. La inversión total ascendió a 240.000 millones de pesos, fue necesario hacerle varios ajustes al diseño –la compra de 188 predios, por ejemplo– y, después de dos años, su funcionamiento quedó garantizado. Las 163 cabinas volaron ayer con personas a bordo que recorrieron las cuatro estaciones diseñadas y que garantizan el traslado de 7.200 usuarios por hora, desde y hacia el portal de TransMilenio (TM) en el Tunal.

Ahora que la obra es una realidad, es a esa misma ciudadanía a la que le compete velar por el buen estado de la infraestructura.

Lo que sigue ahora es la adecuación –de TM– de los trabajos complementarios que se requieren para iniciar la operación formal. Pasaron veinte años desde que la ciudadanía comenzó a abogar por un sistema que le facilitara su desplazamiento.
Ahora que la obra es una realidad, es a esa misma ciudadanía a la que le compete velar por el buen estado de la infraestructura. Y con ello nos referimos no solo a la protección de los vagones y demás –que no pueden caer en manos de los vándalos–, sino también del entorno.

Garantizar que las estaciones, el mirador, el espacio público y la buena disposición del mobiliario urbano sean protegidos es una labor que atañe esencialmente a los beneficiarios de la obra, es decir, a los vecinos. Por fortuna, parece haber conciencia de ello. Medellín ha dado buen ejemplo de civismo en ese sentido, y los bogotanos no pueden ser inferiores a este reto.

editorial@eltiempo.com

TransMiCable de Ciudad Bolívar

Ayer se hizo un sobrevuelo de prueba de funcionamiento del sistema.

Foto:

Carlos Ortega / EL TIEMPO

MÁS EDITORIALES

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.