Tour agridulce

Tour agridulce

Este Tour fue, junto con el de 1985, uno de los dos con más etapas ganadas por nuestros escarabajos.

Por: Editorial
29 de julio 2018 , 11:40 p.m.

Con la victoria del británico Geraint Thomas concluyó ayer en París, como es tradicional, una nueva edición de la más importante carrera ciclística del planeta: el Tour de Francia.

Para Colombia, el balance puede ser tan positivo como negativo, según se lo mire. Y es que, si bien hubo victorias muy importantes, como las dos etapas ganadas por Fernando Gaviria –quien vistió la camiseta amarilla tras la primera jornada, convirtiéndose en el segundo colombiano en hacerlo– y la de alta montaña con victoria de Nairo Quintana en el Col du Portet, es innegable el sentimiento de frustración que nace de la expectativa que había ante un posible triunfo del boyacense en la clasificación general. Con todo, hay que decir que este Tour fue, junto con el de 1985, uno de los dos con más etapas ganadas por nuestros ‘escarabajos’.

Pero también se debe aceptar que, por razones que van desde la mala suerte –factor que siempre juega en este deporte– hasta fallas en la preparación, pasando por la superioridad del equipo Sky, tampoco en esta ocasión se cumplió el tan anhelado sueño amarillo.

Aun así, queda una sensación de orgullo y tranquilidad porque Quintana lo entregó todo. Dejó hasta la última gota de sudor tratando de lograr un mejor resultado. No hubo podio esta vez, pero, en cambio, sí dejó una meritoria lección de entereza, coraje y amor propio el pedalista de Cómbita. Fue derrotado en franca lid, en una contienda épica –fiel al ADN del deporte de las bielas–, marcada, literalmente, por la sangre, el sudor y las lágrimas.

Mención aparte merece el desempeño del joven zipaquireño Egan Bernal. Con apenas 21 años y en su primera carrera de tres semanas, como gregario de lujo del equipo Sky, demostró condiciones suficientes para ser calificado nada menos que como el sucesor del británico Chris Froome, cuatro veces ganador de la prueba francesa.

Tal vez lo más importante que dejó esta dura carrera para los aficionados es la certeza de que hay futuro. De que Bernal tiene el talento para revalidar el anhelo de ver a un colombiano en lo más alto del podio en París.

EDITORIAL
editorial@eltiempo.com

MÁS EDITORIALES

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.