close
close
Secciones
Síguenos en:
Todos a poner

Todos a poner

Con obras, más carros y motos y pocas vías, Bogotá debe ajustar su movilidad o quedar paralizada.

En Bogotá circulan alrededor de 2 millones de vehículos cada día y no menos de 600.000 motos. Cada año ingresan unos 75.000 carros nuevos y apenas el 60 % de la malla vial principal permanece en buen estado. Y cada 365 días mueren alrededor de 500 personas en incidentes de tránsito y otras 2.000 por enfermedades asociadas a la calidad del aire que se respira. A estas cifras inquietantes hay que agregar una más: este año habrá 500 frentes de obra; muchas de ellas ya arrancaron, y con restricciones de la movilidad. Y no se trata de cualquier trabajo, ahí se incluyen metro, troncales, corredores verdes, etc.

(También le puede interesar: Frenar la amenaza)

El panorama no es nuevo, pero mientras más pasan los días más se agrava, y las soluciones son lentas o difíciles de adoptar. Y una de esas soluciones, implantada hace dos décadas, fue el pico y placa. Que se ha mantenido en el tiempo ante la imposibilidad de hallar nuevas maneras de restringir el uso del carro particular y avanzar en soluciones de transporte público efectivas. Ante la tozuda realidad, la ecuación es simple: o se amplía la medida o la ciudad colapsa.

La decisión que adoptó la Administración Distrital fue imponer desde ayer el pico y placa todo el día. Las protestas no se han hecho esperar, en especial de los dueños de carro, que tienen derecho a su disfrute, pagan impuestos por tenerlo y poder desplazarse en él, y porque muchas familias dependen del vehículo para su sustento. Todas, razones válidas, excepto que menos del 20 % de la ciudadanía tiene carro. Y en democracia un gobernante se debe a las mayorías, que en este caso son las que andan a pie, en transporte público o en bici. ¿Quién vela por sus derechos?

Volver al pico y placa todo un día requiere del sacrificio de quienes usan carro y de la seriedad del gobierno para mejorar la oferta pública.

No se trata de darles la razón a unos u otros, sino de aceptar la realidad: Bogotá no resiste más carros, no hay vías suficientes para ellos y las soluciones de fondo tardarán. Y es ahí donde la Alcaldía debe evaluar bien las medidas adoptadas, como la del carro compartido –que suena lógica– o la de pagar por hacer más trancón –que suena contradictoria–. El pico y placa extendido ya se había aplicado por idénticas razones, solo que ahora hay un par de opciones que, si bien flexibilizan la norma, no detienen las críticas.

Como lo hemos dicho aquí en otras ocasiones, solo quedan dos caminos: que la ciudad se paralice o que el gobierno agilice las obras, estimule los medios alternativos como la bici, evalúe un alivio en el pago del impuesto vehicular, saque el transporte de carga y dignifique y garantice la seguridad del transporte público. Y esto último tiene relación con un problema que la Alcaldía no ha resuelto: el de los colados. Ayer, la llamada primera línea promovió una ‘colatón’ a TransMilenio, señal de que en ese frente no se ha avanzado en lo más mínimo. Y cosas así son las que llevan a la compra de otro carro o una moto.

En un tema tan complejo hay que volver al principio mockusiano de 'todos ponen' si queremos un mínimo de movilidad. Y eso significa aprender a usar mejor el carro, esquivar la tentación de un segundo vehículo, meter en cintura a los motociclistas –a quienes ninguna medida los roza– y ser imaginativos a la hora de desplazarnos. Pero insistimos: si durante todo el año hay que dejar varios meses el carro guardado, el gobierno debe mejorar ostensiblemente su oferta pública. Todos ponen o todos pierden.

EDITORIAL

MÁS EDITORIALES

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.