Retomar el camino

Hoy comienza un año con enormes retos para todos, pero que debemos afrontar con altruismo.

Por: Editorial
12 de enero 2021 , 12:30 a. m.

Después de dejar atrás la fecha de los Reyes Magos, que cierran la temporada navideña, Colombia, como muchos países del continente y del mundo, regresa de unas vacaciones con muchas restricciones y retoma hoy en serio el camino del nuevo año, con retornos laborales y, desde luego, para tratar de concretar los propósitos hechos para este 2021.

Lo hacemos en un ambiente muy distinto al de años anteriores, porque la pandemia del coronavirus lo ha trastornado todo. Y más en estos momentos, en los que se vive una dura segunda ola de la pandemia.

Bajo ese un tanto poético azul de enero se inicia, en todo caso, la consabida cuesta de este mes, o del año, mejor, para dejar atrás definitivamente el cruel 2020, cuando más de 46.000 colombianos se ha llevado el coronavirus, que además obligó al cierre de centenares de empresas, que nos llevó a un desempleo superior al 20 por ciento el pasado mes de agosto –que hoy, por suerte, ha bajado y cuya medición en noviembre registró poco más del 13 por ciento–, que nos tiene semiconfinados, con restricciones de movilidad y con toques de queda.

Es la dura realidad que nos impone retos enormes a todos y exige templar las riendas, comenzando por el Gobierno Nacional, en cabeza del presidente Duque. Ya vemos cómo los violentos no han descansado y siguen cometiendo masacres. Dos este fin de semana –una en Florencia (Caquetá) y otra en Betania (Antioquia), en las que asesinaron a seis personas–, en que tiene también el gran desafío de la vacuna para unos 35 millones de ciudadanos. Esta es la política económica y de salud más importante el año que comienza. Así mismo, bajar las cifras de desempleo y fortalecer la defensa de los líderes sociales y de los reinsertados, entre otros.

Todos empezamos hoy un año entre la incertidumbre y la esperanza, que debemos afrontar con altruismo, sabiendo que nadie tiene el camino llano. No lo tiene el empresariado, que debe bregar a no cerrar fuentes de trabajo, si es que no logra crear nuevas plazas. No está el horizonte despejado para quienes manejan las políticas económicas, que tienen la compleja tarea de lograr el delicado balance entre la salud y la economía.

La vacuna para unos 35 millones de ciudadanos constituye
la política económica y de salud más importante el año que comienza

Y no es fácil tampoco para el sector educativo, que debate hoy modelos de presencialidad y virtualidad. Es un año incierto, que exige máximas responsabilidades en cada quien y en cada organismo. Qué decir de los poderes Legislativo y Judicial. Más que nunca, deben buscar, con grandeza, el bien común antes que el personal. Esa debería ser la primera ley implícita aprobada por unanimidad.

En este ambiente, lo cierto es que solo queda retomar con renovados impulsos. Debemos echar mano del coraje, de la tan recurrida resiliencia para dar un paso adelante, para cumplir lo mejor posible cada uno sus responsabilidades.

Contra lo que se ve a primera vista, si cada uno pone su grano de arena apartado de polarizaciones estériles, no obstante las campañas políticas en el horizonte, este 2021 podría ser el año del surgir, para que al final tengamos un mejor país para todos.

EDITORIAL
editorial@eltiempo.com

MÁS EDITORIALES

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.