Que no sea un crimen más

Que no sea un crimen más

Si hay un hecho que refleje la demencia de los violentos es el crimen de María del Pilar Hurtado.

Por: Editorial
23 de junio 2019 , 10:22 p.m.

Si hay un hecho escalofriante que refleje la demencia de los violentos, es el crimen de María del Pilar Hurtado, de 34 años, ocurrido el viernes pasado en Tierralta, Córdoba, a manos de sicarios en moto. Unos gatilleros miserables a quienes no les importó dispararle en la puerta de su casa cuando Hurtado, madre de cuatro menores, se despedía de uno de ellos, de 9 años, para iniciar el día laboral.

La desgarradora reacción del menor conmueve profundamente. No pudo contener el desespero, la impotencia, la rabia, el dolor sobre todo. No era para menos. Y, por desgracia, esta puede ser una escena repetida. Esto es lo que deben mirar el país y su dirigencia toda. Porque allí, los grupos criminales, llámense ‘clan del Golfo’ o ‘Caparrapos’, las siglas que sean, mafiosos y asesinos todos, están coaccionando, amenazando y matando.

María del Pilar, dedicada al trabajo de chatarrización, según la Fundación Cordobexia, era miembro de organizaciones cívicas de ese municipio y tenía amenazas de muerte. Todo indica que estaba incluida en el último panfleto del ‘clan del Golfo’.

Según la Asociación Campesina del Sur de Córdoba, desde el 2016 hasta la fecha han sido asesinados 31 líderes sociales. Y en Tierralta, las amenazas se han vuelto moneda corriente. Incluso, otra víctima de estas fue el representante a la Cámara por Córdoba, Andrés Calle. Allí han sido desterrados dos líderes comunales y fue asesinado un desmovilizado de las Farc. Hay versiones de muertes de personas acusadas de invadir predios. Urge que se investigue.

Y tomar medidas contundentes. Que esta no sea otra muerte más, sino que las investigaciones, ordenadas ya por la Fiscalía, vayan hasta dar con los autores materiales e intelectuales del crimen. Sin olvidar los demás.

No puede ser que oscuros intereses sigan desterrando o matando a la gente, sin Dios ni ley. Los gritos del niño de María del Pilar deben tener eco nacional.

EDITORIAL
editorial@eltiempo.com

Sal de la rutina

MÁS EDITORIALES

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.