Otra vez el aire

Otra vez el aire

Esta nueva crisis en la capital obliga a avanzar por la senda de las soluciones de fondo.

Por: Editorial
12 de febrero 2020 , 08:42 p.m.

Urge llevar el debate anual de la calidad del aire en Bogotá mucho más allá de las reacciones que generan las medidas que se toman para sortearlas. Estos son, quiérase o no, paños de agua tibia. Necesarios, por supuesto, pero lejos están de incidir en las causas estructurales del problema. Es en este terreno donde tienen que situarse la discusión y las acciones. El desafío de garantizarles a los habitantes de la capital un aire que no represente riesgos para la salud no puede ser un tema coyuntural. El problema está ahí presente todo el año, causando un promedio, según datos del Instituto Nacional de Salud, de 1.963 muertes anuales.

De cara a esta realidad, cada vez cobra más relevancia la perspectiva que brinda el concepto de la justicia ambiental. Y es que como bien lo señaló un informe de este diario el pasado domingo, son los sectores menos favorecidos de la población bogotana los que más sufren las consecuencias del exceso de material particulado en el aire. Esta lamentable realidad debe cambiar, y el primer paso es darles voz a los afectados. Aquellos habitantes de localidades como Kennedy, Fontibón y Bosa que hoy por hoy son los más expuestos a respirar aire de muy mala calidad.

La hoja de ruta para lograr un cambio de fondo que evite la ya tristemente esperada crisis de febrero está trazada e incluye varios frentes. A la cabeza está el lograr, en conjunto con el Gobierno Nacional, superar el cuello de botella de la chatarrización de los vehículos viejos de carga, los que más contaminan. El reto común es generar incentivos para que los dueños de estos camiones decidan, por fin, renovarlos.

Urge lograr, en conjunto con el Gobierno Nacional, superar el cuello de botella de la chatarrización de los vehículos viejos de carga.

También es determinante el ordenamiento territorial. Aquí se debe lograr, por lo menos, que la infraestructura destinada a la población con menos recursos no esté ubicada justamente en los sitios en los que hay más emisiones, como bien lo resaltó en dicho informe la secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia. Debe analizarse también, desde esta perspectiva, la conveniencia –a largo y mediano plazo– de la ubicación de ciertas zonas industriales que obligan a vehículos pesados a atravesar constantemente la ciudad. Es determinante la prevención de incendios forestales, no solo en zonas aledañas a Bogotá sino en otras más lejanas, como el páramo de Sumapaz y la Orinoquia. Aunque la pelota está en el terreno de los gobiernos distrital y nacional, y son ellos los que tienen la responsabilidad y la posibilidad de generar transformaciones de fondo, es importante que cada ciudadano reflexione sobre qué cambios en su cotidianidad pueden ayudar a tener un aire más limpio.

Aquí surge otro aspecto clave: la transición a energías más limpias. Un frente en el que ya se han dado pasos, tanto en lo que concierne a la flota de TransMilenio y el SITP como en lo que corresponde a las industrias, que han encontrado en el gas natural una alternativa viable, pero falta. Los buses viejos del SITP, mal llamado provisional, son una importante fuente contaminante.

Vemos, por último, cómo coinciden dos constantes en temas ambientales: son los más vulnerables quienes más sufren y que se agota el tiempo para tomar decisiones que garanticen verdaderas soluciones.

EDITORIAL
editorial@eltiempo.com

Empodera tu conocimiento

MÁS EDITORIALES

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.