Nueva guerra fría

Nueva guerra fría

La tecnología, el campo de la confrontación política, ideológica y comercial entre EE. UU. y China.

Por: Editorial
09 de agosto 2020 , 11:45 p. m.

En los últimos quince días, las relaciones entre Estados Unidos y China han venido acercándose rápidamente a un punto bajo histórico. A la decisión del presidente Donald Trump de cerrar el consulado chino en Houston se han sumado restricciones a dos grandes empresas tecnológicas y sanciones a 10 altos funcionarios de Pekín y Hong Kong.

El 2020 arrancó con una actitud positiva entre Washington y Pekín, gracias a la firma de la fase uno de la tregua en la guerra comercial que desplegaron ambas naciones el año pasado. No obstante, la irrupción del coronavirus, la mano dura de China frente a Hong Kong y el rezago en las encuestas de Trump empujaron a la Casa Blanca a endurecer sus posturas. La reciente ola de ataques diplomáticos de Washington contra el gigante asiático viene de distintos frentes. Mientras en lo político Estados Unidos critica a China por los abusos contra las minorías en la provincia de Xinjiang y la represión contra los ciudadanos en Hong Kong, en lo económico y comercial el campo de batalla preferido ha sido la tecnología.

La guerra de Donald Trump contra el sector tecnológico chino no es nueva. La Casa Blanca ha esgrimido su inmenso poder diplomático contra Huawei en los últimos años, acusándola de servir de instrumento de espionaje. La meta de Washington es prohibir en las futuras redes de celulares 5G la tecnología de esta empresa. Su más reciente logro fue el Reino Unido, cuyo primer ministro, Boris Johnson, anunció que Huawei estaría vedado para el desarrollo de la próxima generación de la red móvil británica. Otros países europeos podrían seguir esta dirección.

Además de las redes 5G, en la última semana Estados Unidos ha enfilado baterías contra varias aplicaciones móviles de origen chino como TikTok, plataforma de videos cortos, y WeChat, mensajería instantánea. El viernes pasado, Trump prohibió a las empresas estadounidenses hacer negocios con las casas matrices de ambas ‘apps’ por razones de seguridad nacional.

El escalamiento del pulso entre EE. UU. y China podría llevar a
un doloroso desacople entre los sectores tecnológicos de ambos países

Unos días antes, la Casa Blanca había ordenado la venta forzada de la rama estadounidense de TikTok a una firma local. Microsoft está en conversaciones para adquirir la ‘app’ china. Las amenazas al sector tecnológico chino quedaron explícitas en un reciente discurso del secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo. El jefe de la diplomacia de Trump afirmó que “el viejo paradigma de relacionamiento ciego con China no debe continuar”. Para Pompeo, China ha mordido “las manos internacionales que la estaban alimentando”.

Es claro el trasfondo electoral detrás de este endurecimiento de Trump antes de los comicios presidenciales de noviembre en Estados Unidos. El mandatario necesita mostrar dureza para satisfacer a sus votantes. Sin embargo, el camino del pulso tecnológico entre EE. UU. y China es peligroso, ya que podría conducir a un desacople entre los gigantes tecnológicos de ambas economías en 5G, chips, ‘apps’ y la nube, entre otros. En otras palabras, aunque todavía lejano, esta confrontación podría conducir a un mundo tecnológicamente dividido, más allá del ‘firewall’ chino, y al fin de un internet verdaderamente global.

EDITORIAL
editorial@eltiempo.com

MÁS EDITORIALES

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.