Secciones
Síguenos en:
Niños sin licor

Niños sin licor

Los preocupantes datos sobre el consumo de alcohol por menores de edad envían una voz de alerta.

Que en Colombia los menores de edad inicien el consumo de alcohol, en promedio, a los 13 años enciende alarmas que exigen la atención de todos. Aunque este dato no es nuevo, un estudio realizado por la Fundación Nuevos Rumbos en más de 11.500 estudiantes de bachillerato lo ratifica, al punto de reiterar que contra este fenómeno es poco lo que se ha actuado.

(También le puede interesar: Desafío a la democracia)

Llama la atención, entre los hallazgos, que 4 de cada 10 menores están expuestos de manera riesgosa al consumo de algún tipo de licor y que el 60 por ciento de ellos afirmen que les resulta fácil acceder a estos productos, no obstante existir normas y sanciones para evitarlo.

A lo anterior se suma que la mayoría de los encuestados –el 70 por ciento– manifiestan ingerir bebidas alcohólicas en presencia de sus padres, lo que dificulta cualquier tipo de intervención, pues el hogar y el entorno familiar deberían ser, en esencia, componentes protectores frente a estas prácticas.

Y si bien esta situación está difundida en todo el país, no sobra decir que las prevalencias más altas se registran en Medellín –la ciudad donde los adolescentes tienen los niveles más altos de consumo– y en Bogotá –que ostenta el liderazgo entre las ciudades donde los menores consumen trago más días seguidos, sobre todo entre adolescentes del sexo femenino–. Barranquilla es la ciudad con el menor índice de consumo en estos grupos de edad, y en Cali las jornadas y los espacios escolares son menos afectados por esta ingesta.

Lo urgente es multiplicar los esfuerzos con el fin de evitar consecuencias mayores. La familia es un baluarte en esta tarea.

En la misma dirección, una investigación liderada por Gladys Benavides en la Universidad Nacional comprobó que los escolares que consumen bebidas alcohólicas, incluso a un nivel dañino y dependiente, proceden de hogares con historia familiar que tiene esa tendencia. Y con respecto a las cifras, reafirma que incluso el 25 por ciento de los escolares podrían iniciar el consumo antes de los 13 años, y la mitad de ellos antes de los 15, según datos recogidos de más de 30 estudios en los que se relacionan factores afines con las etapas de desarrollo, relaciones familiares y causas de los inicios en esta práctica.

Así mismo, se ha identificado claramente la relación entre las expectativas de la infancia ante el consumo de alcohol y la edad de inicio, al igual que el consumo excesivo y la embriaguez en la adolescencia. Según el análisis de la Universidad Nacional, mientras el 40 por ciento de los jóvenes que participaron en las investigaciones manifestaron no estar sometidos a ningún tipo de normas específicas en su casa, el 31,6 por ciento afirmó no haber sido informado sobre las consecuencias del alcohol para la salud ni cuestionado sobre las razones del consumo.

Estos hallazgos, según la investigadora Benavides, configuran la importancia de la familia como fortalecedora de conductas orientadas hacia la prevención del riesgo y la preservación de la salud, por lo que se requiere una fuerte intervención a este nivel con el fin de frenar tales tendencias. Las cifras están ahí, y no basta con decir que existen políticas, normas y campañas para marcar distancia entre los menores y el trago. Lo urgente es multiplicar los esfuerzos con el propósito de evitar consecuencias mayores. Estas alertas no pueden caer en el vacío.

EDITORIAL
editorial@eltiempo.com

MÁS EDITORIALES

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.