Secciones
Síguenos en:
Marcos Montalvo

Marcos Montalvo

Solo cuando la tranquilidad vuelva al corazón del Valle se habrá honrado la memoria del colega.

Además de profundamente doloroso, es inaceptable que en Colombia balas asesinas sigan teniendo como blanco a quienes cumplen con su deber como periodistas. Así ocurrió con Marcos Efraín Montalvo, valeroso y veterano comunicador asesinado por sicarios en Tuluá el domingo pasado.

Montalvo llevaba más de cuarenta años de labor periodística. Trabajó en el diario El País de Cali, en las emisoras Radio Reloj y La Cariñosa, en el semanario El Tabloide y en el periódico La Variante, de Tuluá. Desde hace unos años había adoptado, a través de dos páginas, la red social Facebook como su tribuna. Las denuncias que allí publicaba relativas a la creciente ola de violencia e inseguridad que se vive en el centro del Valle tocaron, al parecer, fibras sensibles, lo que desembocó en amenazas de muerte, que desgraciadamente se hicieron realidad.

Desde Tuluá, el ministro de Defensa, Diego Molano, anunció que un grupo especial de la Policía Judicial tendrá la misión de dar con los responsables. La Fiscalía, por su parte, enviará un fiscal especializado desde Bogotá, y la Gobernación del Valle ha ofrecido 100 millones de pesos de recompensa a quien aporte información que evite que el caso quede impune. Valga recordar, con indignación, que esta ha sido la suerte del 78,8 por ciento de los asesinatos de periodistas en el país.

Estos anuncios son bienvenidos, pero a sabiendas de que tan importante como dar con los autores materiales y, sobre todo, intelectuales del crimen de Montalvo es que sus denuncias tengan el eco que quizás les ha faltado. Que las autoridades tomen nota de todo lo que se comenta en este municipio en voz baja sobre el accionar y los tentáculos de distintos carteles, en un ambiente de zozobra alimentada por homicidios –ya van 71 este año–, episodios dantescos de decapitaciones, masacres –como la ocurrida también este fin de semana, que se cobró la vida de tres personas– y extorsiones. Solo cuando la tranquilidad vuelva al corazón del Valle se habrá honrado un poco la memoria del colega.

EDITORIAL

MÁS EDITORIALES

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.