Lula renace

Lula renace

Hay que mirar a Brasil, donde el expresidente en libertad será el gran opositor de Bolsonaro.

Por: Editorial
10 de noviembre 2019 , 10:01 p.m.

En los países suramericanos se vive un ambiente político caldeado y tenso, con grandes marchas que han dejado víctimas mortales. La situación venezolana, a la que no se le ve salida, ya es más que conocida, y vemos a diario sus duros efectos económicos y la diáspora de millones de seres en nuestras calles y en las de otras naciones.

Bolivia vive días de tormenta luego de las elecciones en las que el presidente Evo Morales resultó elegido para un cuarto mandato, pero con la denuncia de fraude electoral hecha por la oposición. Esto desató marchas violentas. Inclusive, el fin de semana se habían sumado motines policiales para exigir la renuncia de Morales.
No fueron suficientes las últimas maniobras del presidente del país andino, que había llamado a nuevos comicios, después de que una misión de la OEA detectó numerosas “irregularidades” en la primera vuelta, el 20 de octubre, y le solicitó convocar nuevas elecciones con otro órgano electoral. Por último, las Fuerzas Armadas le pidieron la renuncia, en aras de pacificar el país. El mandatario dimitió ayer, hecho que será motivo de comentarios más amplios.

Y ya se sabe la crisis que afronta otro de los países del área, como lo es Chile, la cual se desató, supuestamente, por un alza en las tarifas del metro, pero donde el enorme río humano que ha salido a la calle lleva un descontento social más de fondo.

En este ambiente de combustión, ahora hay que mirar hacia Brasil, donde el viernes tuvo lugar la salida de prisión de Luiz Inácio Lula da Silva, tras un fallo del Supremo Tribunal Federal según el cual nadie con una condena pendiente de alguna instancia de apelación puede permanecer tras las rejas. A la del expresidente le resta una.

Aunque Lula no puede ser candidato, una cosa es tenerlo en una celda y otra muy diferente, recorriendo las ciudades de su país

Su liberación constituye el hecho político del año en el país vecino. En vísperas de las elecciones regionales de 2020, la excarcelación de quien sin duda es el líder político de mayor carisma y popularidad de esta nación puede poner patas arriba la política en un país que el año pasado dio un giro a la ultraderecha con la elección como presidente de Jair Bolsonaro.

Y es que la izquierda y, en general, todos los sectores que no se sienten representados por las políticas radicales de Bolsonaro no habían logrado encontrar un liderazgo que les permitiera hacerle un contrapeso real al presidente en las urnas, tanto en los comicios regionales del año entrante como en las presidenciales de 2022.

Aunque Lula todavía no puede ser candidato, es claro que una cosa es tenerlo en una celda y otra muy diferente, recorriendo las ciudades de un país en el que el actual mandatario no goza de altos índices de popularidad. Apenas el 31 por ciento de los brasileños respaldan su gestión, según la más reciente encuesta.

El pulso que se viene es claro: Bolsonaro desde Planalto, junto con su ministro de Justicia, Sergio Moro –responsable de la investigación que llevó al exmandatario a prisión y hoy cuestionado por presunta parcialidad–, contra un Lula en la plaza pública y con renovados aires. Los propios de quien, una vez más, logra contra todos los pronósticos renacer de las cenizas.

EDITORIAL
​editorial@eltiempo.com

Empodera tu conocimiento

MÁS EDITORIALES

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.