Los retos para acelerar

Los retos para acelerar

Las demoras de los proyectos eólicos simbolizan los desafíos para agilizar los de reactivación.

Por: Editorial
11 de septiembre 2020 , 09:25 p. m.

Hace unas semanas, la Procuraduría General de la Nación solicitó la suspensión de nueve proyectos de energía eólica en La Guajira, así como de la Línea Colectora, que los conectará con el sistema de interconexión nacional. Las razones esgrimidas por el ente de control son la “violación de normas convencionales y constitucionales sobre la consulta previa a comunidades indígenas y tribales”.

Esta situación se traduce en que cerca del 50 por ciento de la capacidad de energías no renovables adjudicadas por el Ministerio de Minas y Energía el año pasado está en riesgo de no entrar en operación a tiempo. Por ejemplo, siete de los proyectos que se conectarán con la línea de transmisión suman 1.050 megavatios, que entran a atender la demanda de energía eléctrica del país.

Estos proyectos eólicos se suman a otras iniciativas solares para conformar la apuesta de la transformación energética del Gobierno Nacional. Asimismo, este paquete integra el plan de reactivación económica que impulsa la Casa de Nariño.

Las 27 iniciativas energéticas del ‘Compromiso por Colombia’ alcanzan una inversión de 4.500 millones de dólares y la generación de más 18.000 empleos directos.

El papel del Gobierno para una reactivación con mayoría
de recursos privados es generar condiciones para las
inversiones.

Así, el freno al desarrollo de estos proyectos no solo genera preocupación entre los inversionistas del sector eléctrico, sino que golpea el corazón de la transición energética del país. Los retrasos impactan tanto el cronograma de los proyectos mismos como su integración a la demanda de energía nacional.

No se trata de desconocer la importancia del cumplimiento de requisitos como la consulta previa a las comunidades para el desarrollo de los proyectos de infraestructura, minería, hidrocarburos y otros. De hecho, ya las entidades del Gobierno Nacional enviaron a la Procuraduría una respuesta en la que argumentan que los proyectos y la línea han seguido los lineamientos del ordenamiento jurídico sobre la materia.

La cuestión está en el sentido de urgencia que debe imprimirse no solo a las iniciativas de energía eólica en La Guajira, sino a todo el plan de reactivación económica. Si bien las reglas ya existentes no deben modificarse, los esfuerzos del Gobierno Nacional deberían concentrarse en el rápido avance de todos los paquetes: el energético, el minero, el de transformación digital, el de economía naranja, el de infraestructura vial, el de construcción de vivienda, el de desarrollo rural y el de implementación del acuerdo de paz.

Dado que la inmensa mayoría, más del 85 por ciento, de los recursos que sostendrán la reactivación económica en los próximos años provendrán de los bolsillos privados, el papel del Gobierno Nacional es la generación de las mejores condiciones posibles para convertir este abanico de inversiones en una realidad.

Las demoras que hoy tienen en riesgo los proyectos de energía eólica en La Guajira, y la transformación energética del país, representan solo uno de los múltiples tipos de retos que enfrenta la aceleración en los territorios del plan de reactivación de la economía. Por tal razón es clave que el Ejecutivo tome las medidas de acompañamiento necesarias para agilizar estas inversiones billonarias.

EDITORIAL
editorial@eltiempo.com

MÁS EDITORIALES

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.