Secciones
Síguenos en:
Los retos del nuevo gerente

Los retos del nuevo gerente

Leonardo Villar llega al Banco de la República con el reto de impulsar la reactivación.

El jueves pasado, la junta directiva del Banco de la República escogió a Leonardo Villar como su nuevo gerente, en remplazo de Juan José Echavarría. Si bien la selección de la persona para liderar el banco central es siempre un proceso de la mayor transcendencia para la política económica del país, este año, en medio de la histórica crisis desatada por la pandemia de covid-19, cobra aún más importancia.

El nombre de Villar fue recibido con amplio consenso. No era para menos, ya que cuenta con las credenciales necesarias para este nuevo rol: no solo fue codirector del Banco de la República por 12 años, sino también director de Fedesarrollo y, actualmente, director ejecutivo alterno del Fondo Monetario Internacional. Además, la elección de este economista bogotano zanjó de un tajo el reciente debate que lanzaba un injusto y algo irresponsable manto de duda sobre la autonomía e independencia del Emisor.

El Banco de la República cambia de gerente en medio de una de las coyunturas más complejas que la economía colombiana y global hayan enfrentado en muchas décadas. El desplome del PIB nacional en este 2020 podría ubicarse entre 6 y 8 por ciento, el país atraviesa la segunda recesión de los últimos 44 años y la tasa de desempleo está alrededor del 15 por ciento.

En los nueve meses de la pandemia en Colombia, el papel del banco central ha sido tanto crucial como oportuno. Bajo la gerencia de Echavarría, desplegó su arsenal de herramientas para contribuir a que esta crisis de origen sanitario no se convirtiera rápidamente en una debacle del sistema financiero. Las medidas del Banco apuntaron con éxito a generar calma ante el temor y la incertidumbre de los mercados y las empresas en los primeros meses de la cuarentena. La inflación, que venía dentro de los rangos, se mantuvo bajo control.

El Emisor, en busca de inyectar liquidez a la economía y estimular el consumo, redujo entre marzo y noviembre las tasas de interés de 4,25 a 1,75 por ciento. Si bien el ritmo de reducción se detuvo, persiste el debate sobre si existe aún un margen de maniobra para que las tasas continúen bajando. Uno de los retos que reciben al entrante gerente es, precisamente, la discusión sobre la política monetaria más adecuada, ya no para la respuesta al choque de la pandemia, sino para una reactivación económica rápida y efectiva.

Otro elemento que enfrentará la gestión de Villar será fortalecer la transmisión de estas tasas históricamente bajas hacia los distintos créditos del sistema financiero, para que hogares y empresas estimulen su consumo y dinamicen la economía nacional.

La llegada del nuevo gerente del Banco de la República seguramente será aprovechada para reabrir otra discusión que ya había zanjado Juan José Echavarría. Se trata de la propuesta de la Asociación Nacional de Empresarios (Andi) para que el Emisor le preste una billonaria cifra al Ejecutivo, a largo plazo y con cómodas tasas, destinada a financiar las costosas inversiones que el Gobierno debe hacer para los programas de ayudas, subsidios y reactivación económica.

Otro aspecto corresponde a las utilidades que le transfiere el banco central a la nación. En 2019, estas ganancias ascendieron a 7,1 billones de pesos, mientras que en 2018 fueron de alrededor de 4,9 billones. La nueva administración en el Emisor hereda este flujo de utilidades que sería deseable mantener.

Villar debe darles continuidad a las acertadas políticas del Emisor para enfrentar la crisis de la pandemia de este año y adaptarlas a las necesidades de la senda de recuperación de la economía

Existen tareas, más internas pero no por eso menos claves, que el Banco debe continuar, y de ser posible robustecer. Por ejemplo, la importante misión cultural que ha desarrollado el Emisor por muchas décadas y en sus distintas sedes, que debe protegerse de los fuertes impactos de la pandemia en la cultura. Igual importancia tienen los aportes académicos de los centros de investigación del Banco en áreas como la economía regional.

Villar tendrá que liderar el banco central colombiano para transitar una senda de recuperación de la economía con unas condiciones y unos impactos, en muchas ocasiones, sin precedentes. Bancos centrales de todo el mundo, como la Reserva Federal de Estados Unidos, están tomando decisiones audaces, ampliando los alcances de sus herramientas y extendiendo, incluso, sus objetivos misionales.

El gerente entrante, junto con dos nuevos codirectores que serán escogidos por el presidente Iván Duque el próximo año, deberá definir tanto la continuidad de aspectos de las políticas desplegadas durante el 2020 como la introducción de cambios o nuevos abordajes. En resumen, Leonardo Villar llega a la cabeza del Banco de la República con el desafío de discutir y diseñar las medidas que generen las mejores condiciones para la necesaria recuperación en los próximos años.

EDITORIAL
editorial@eltiempo.com

MÁS EDITORIALES

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.