Los colados

Los colados

Los evasores del pago del pasaje en el transporte masivo siguen ganando la partida.

25 de septiembre 2018 , 12:00 a.m.

No son pocos los ciudadanos que a diario sienten en carne propia la impotencia producida al ver la horda de personas que se toman por asalto los sistemas masivos de transporte sin pagar el pasaje. El desasosiego se acrecienta cuando se confirma que los autores de semejante tropelía son oficinistas, secretarias, jóvenes universitarios, colegiales y uno que otro habitante de la calle.

El entonces candidato Rafael Pardo dijo en tiempos de campaña a la alcaldía que el fenómeno de los colados en los buses articulados era el mejor reflejo de lo mal que andaba la sociedad. Y no le faltaba razón. Esta práctica resume en una sola acción la ausencia de cultura, civismo y educación ciudadana; el desgreño de un sistema que no ha sabido ponerle coto al asunto y la indiferencia de la gente hacia un bien público.

Cuesta creer que un modelo de movilidad que se apresta a cumplir 20 años –en el caso de Bogotá–, copiado por decenas de ciudades en Colombia y el mundo y que elevó el orgullo y progreso para una ciudad que ya había vivido las peores épocas del transporte público de pasajeros, esté azotado por tantos males juntos. Porque el de los colados es apenas uno. Hay que agregar la obsolescencia de su flota de buses, que sigue debatiéndose en medio de disputas políticas.

Es necesario un compromiso para que esta conducta sea vista como inaceptable y reprochable desde todas las esferas.

Aunque no se conocen cifras ciertas sobre el número de personas que evaden el pago, ha hecho carrera que pueden llegar a 200.000 diarias. TransMilenio mueve algo más de 2,5 millones de pasajeros cada 24 horas. Estamos hablando de decenas de millones de pesos que, literalmente, se le roban al sistema, lo cual termina afectando su operación. Eso es lo que no se entiende. Con lo que se deja de pagar por colarse se podría comprar un articulado cada día. Este crudo panorama contrasta con el del sistema de transporte masivo de Medellín, donde este fenómeno no existe. Bien valdría la pena detectar qué se ha hecho bien en la capital antioqueña para replicarlo. Es evidente el sentido de pertenencia.

De vuelta a Bogotá, se debe recalcar que el afán de meterse en una estación sin pagar lleva a arriesgar la propia vida. Semejante actitud ha dejado en los primeros ocho meses del año seis muertos y 17 heridos.

La evasión no es un mal solo de Bogotá, Cartagena o Cali. En ciudades como Santiago de Chile, el Transantiago –similar al TransMilenio de Bogotá– estima que el 20 por ciento de sus usuarios se cuelan en los buses. Acá se han hecho múltiples campañas de concientización. Miles de millones de pesos se han gastado en campañas antievasión, se han impuesto más de 9.000 comparendos por saltarse el torniquete y otros 6.800 por ingresar irregularmente por las puertas. Pero el fenómeno persiste. Ya se ha obligado a los infractores a limpiar estaciones, una sanción social que vale la pena volver a ensayar.

Buena parte de los problemas de TransMilenio, como este de los colados, son fruto de la indiferencia con que el mismo sistema fue manejado en la última década. Así como es necesaria una mejora en la calidad del servicio, también lo es un compromiso para que esta conducta sea vista como inaceptable y reprochable en todas las esferas: el colegio, la universidad, el ámbito laboral y el mismo hogar.

editorial@eltiempo.com

Colados

Evadir el pago del pasaje en el sistema de transporte de la ciudad es el tercer comportamiento más sancionado.

Foto:

Mauricio Moreno. Archivo El Tiempo

MÁS EDITORIALES

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.