Lo que de verdad importa

Lo que de verdad importa

Si Santrich incumplió, que afronte la ley, pero que la atención no se desvíe de lo vital para la paz

Por: EDITORIAL 
02 de julio 2019 , 07:54 p.m.

Para todos los interesados en que la implementación del acuerdo de paz con las Farc avance al ritmo apropiado y en la dirección correcta, es una muy mala noticia la que provino del esquema de protección de Jesús Santrich este puente festivo.

Aseguran los responsables de su seguridad, la mayoría de su entera confianza y hoy vinculados a la Unidad Nacional de Protección, que este decidió separarse de ellos la noche del domingo con la aparente excusa de visitar a un hijo. Todo esto mientras se encontraban en el espacio territorial de capacitación y reincorporación (ETCR) de Tierra Grata, municipio de La Paz, Cesar.

Si Santrich optó por la vía de la elusión de la justicia –lo cual solo se sabrá con certeza el próximo martes, día de su audiencia ante la Corte Suprema, que lo investiga por narcotráfico–, sería una conducta lamentable, reprochable desde cualquier punto de vista. Un golpe certero al proceso, mas no definitivo ni mortal –que esto quede muy claro–.

Un esfuerzo monumental como el de haber llegado a firmar la paz con las Farc no puede depender de la suerte jurídica de una persona

Lo que debe subrayarse aquí es que, a pesar de la comprometedora evidencia que existe en su contra, el actual representante a la Cámara ha contado con amplias garantías. La misma Corte Suprema se ha abstenido de tomar contra él medidas restrictivas de su libertad. A esta se suman otras dos determinaciones judiciales recientes que lo han favorecido: la del Consejo de Estado que ratificó su elección como congresista y la de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) que resolvió conservar su garantía de no extradición.

En caso de confirmarse su decisión de marchar hacia la clandestinidad, Santrich les estaría dando la espalda, de la peor manera, a sus compañeros que desde el partido Farc le siguen apostando a la construcción de la paz estable y duradera. Que le han cumplido a la JEP y una y otra vez reiteran que, pese a los tropiezos, continúan dispuestos a honrar lo pactado. Al tiempo, como no sobra recalcarlo, les daría nuevos bríos a quienes enarbolan esa postura contraria a los acuerdos de paz y que los considera una ventana abierta a la impunidad.

Ante tal estado de cosas, lo procedente es reiterar lo ya dicho desde estos renglones en el sentido de que un esfuerzo monumental como el de haber llegado a firmar la paz con las Farc y construir toda una hoja de ruta para alcanzar condiciones de equidad y convivencia pacífica que cimienten dicha paz no puede depender de lo que haga o deje de hacer una sola persona. Por más importancia que haya tenido en la organización cuando esta estaba alzada en armas y durante el desarrollo de la negociación. De nuevo: urge ‘desantrichizar la paz’.

Si él incumplió, tiene que hacerse más robusto el consenso ya existente –Gobierno y Farc coinciden– respecto a que deberá sentir todo el peso de la ley.

Con esto claro, la atención debe regresar a lo verdaderamente importante: el avance de la reintegración con sus proyectos productivos, la protección de los exguerrilleros que hoy están en la mira de grupos armados, los pasos firmes que la JEP tiene que seguir dando en búsqueda de la verdad para las víctimas y lograr que estas reciban también reparación a partir de los bienes que fueron de las Farc, entre muchos otros aspectos.

editorial@eltiempo.com

Empodera tu conocimiento

MÁS EDITORIALES

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.