Laberinto boliviano

Laberinto boliviano

Por lo pronto, lo sensato sería que la oposición aceptara el resultado de la auditoría.

Por: EDITORIAL 
05 de noviembre 2019 , 07:31 p.m.

Días de intensa tormenta vive Bolivia tras las elecciones presidenciales que le dieron una controvertida victoria a Evo Morales. La disputa e inconformidad por la victoria del actual presidente dejaron al país andino en un verdadero laberinto, a estas alturas, sin salida. Por un lado, la auditoría de los resultados, a cargo de la OEA –con amplio respaldo en la comunidad internacional–, que parecía marcar el camino hacia la solución de la crisis, no fue aceptada por Comunidad Ciudadana, partido del candidato perdedor, Carlos Mesa. Por el otro, surge ahora el líder cívico Luis Fernando Camacho, quien ha ganado enorme protagonismo en los últimos días bajo la consigna de ‘Ni Evo ni Mesa’.

Camacho –de Santa Cruz de la Sierra, católico, conservador y proveniente del ámbito empresarial– es quien lidera la movilización que tiene al país semiparalizado desde el momento en que el Tribunal Electoral proclamó como ganador a Morales. Las protestas incluyen cercos de barrios oficialistas y oficinas públicas, y en más de una oportunidad se han tornado violentas. El último hito fue el viaje de Camacho a La Paz, el lunes en la noche, con una carta de renuncia de Morales. Tras no poder salir del aeropuerto de El Alto, tuvo que regresar ayer a Santa Cruz con las manos vacías, pero con su liderazgo intacto entre diversos sectores.

Y ahí está una clave para entender la complejidad de la situación: mientras que la popularidad de Evo disminuye en sectores de clase media e incluso en pueblos indígenas, toma fuerza, sobre todo en zonas urbanas, la propuesta en la línea de ‘barajar y empezar de nuevo’ de Camacho. Y es que este, contrario a Mesa y su partido, no quiere una segunda vuelta, sino nuevas elecciones con candidatos distintos.

Dura prueba para la democracia boliviana. Por lo pronto, lo sensato sería que la oposición aceptara el resultado de la auditoría y que, en ese nuevo escenario –sin saltarse las reglas de juego–, se logren acuerdos que permitan vislumbrar la salida de un laberinto que puede derivar en infierno.

Empodera tu conocimiento

MÁS EDITORIALES

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.