La vía de la esperanza

La vía de la esperanza

Hacer alcanzable lo que se desea es el gran reto de nuestros dirigentes.

01 de enero 2018 , 09:31 p.m.

Tal como es usual, los colombianos supieron saludar la llegada del año nuevo con “música y sonrisas”, como reza la conocida canción. El desolado paisaje de las calles en los principales centros urbanos durante la mañana de ayer es testimonio elocuente del nivel de la celebración que, con algunos lamentables lunares, se vivió en millones de hogares a lo largo y ancho del territorio nacional.

Pasados los efectos de la fiesta, vale la pena reflexionar sobre los deseos expresados de manera individual y colectiva, a la vez. Todos apuntan a que el calendario que comienza traiga consigo mejores vientos que el que acaba de terminar, no solo en lo relacionado con el bolsillo, sino con la concordia ciudadana y el manejo de los asuntos públicos.

A este respecto, es obligatorio referirse a la intensa temporada electoral que viene, y cuyo desenlace determinará los destinos de Colombia hasta el 2022. No hay duda de que la cita democrática exige que los votantes asuman con responsabilidad el derecho de escoger libremente a sus representantes en el Legislativo, ojalá con el propósito de llevar al Capitolio caras nuevas que lleguen con la meta de limpiar la institución de mayor desprestigio.

Los augurios, lamentablemente, no son los mejores. La conformación de las listas de las diferentes colectividades apunta a que la politiquería vuelve a ser más la norma que la excepción. Hay nombres interesantes, sin duda, pero los electores deberán informarse bien con el fin de separar el oro de la escoria.

Vale la pena insistir en que a esta sociedad le urge poder unirse en torno a propósitos comunes que no tienen color partidista

En cuanto a los comicios presidenciales de mayo, la preocupación es otra, pues el grupo de aspirantes es de buena calidad en general y representa las diferentes tendencias que existen en nuestra sociedad. Aquí la prioridad es que el debate entre quienes aspiran a llegar a la Casa de Nariño tenga altura y que los diferentes postulantes eviten caer en la tentación de la propaganda sucia y el uso de las redes sociales para enlodar adversarios.

Dicho de otra forma, esta es una oportunidad única para que la abominable polarización de los últimos años quede relegada a segundo plano, lo cual equivale a dejar atrás los revanchismos o el ánimo de devolver el reloj de la historia. Así suene a lugar común, es necesario insistir en que a esta sociedad le urge poder unirse en torno a propósitos comunes que no tienen color partidista y pasan por combatir sin tregua la corrupción, dar mejor educación, atender a los más vulnerables y conseguir un buen funcionamiento de la justicia.

En la medida en que la temporada electoral avance sin contratiempos será posible minimizar las incertidumbres, las cuales tienen mucho que ver con la mediocre marcha de la economía. Aceptando que el bajón en los precios de las materias primas que exportamos es uno de los responsables de la desaceleración de la actividad productiva, hay que reconocer que la confianza de consumidores y empresarios está en un punto bajo, dando origen a un círculo vicioso.

Por tal razón, no hay otro camino que el de recuperar la esperanza, definida por el Diccionario de la Real Academia como “estado de ánimo que surge cuando se presenta como alcanzable lo que se desea”. Y ese deseo es el de un buen 2018 para todos los colombianos. Hacerlo posible es el reto de nuestros dirigentes.

EDITORIAL
editorial@eltiempo.com

MÁS EDITORIALES

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.