La nueva seguridad

La nueva seguridad

Replantear estrategias y atención a población vulnerable son retos ante la reactivación del crimen.

Por: Editorial
28 de junio 2020 , 10:49 p.m.

Hay dos aspectos que golpean a la sociedad por estos días: la salud y la seguridad. En el primero de ellos, ya es sabido por todos cómo vamos, entre la angustia y la esperanza, a la expectativa de nuevas medidas, con un confinamiento que para muchos continúa. Una situación difícil, sin duda, para todos, en un país cuyo pico de la pandemia, según expertos, aún se demora.

Esta situación ya es de por sí muy difícil y causa suficiente dolor, drama y nerviosismo en la gente. Es por ello que la seguridad ciudadana no se puede deteriorar. La sensación de inseguridad no debe acompañar a la de peligro en salubridad, como ha ocurrido en los últimos días, no solo en Bogotá sino en varias ciudades del país.

Una serie de actos criminales que han tenido lugar en las últimas semanas han enviado el preocupante mensaje de que el crimen busca reactivarse a la par que lo hace la economía. Expertos coinciden en que las primeras semanas de aislamiento obligatorio llevaron a las estructuras criminales que operan en las ciudades a hacer una pausa en algunas de sus actividades, aunque no en todas, pues en terrenos como el microtráfico supieron, ellos también, reinventarse, y que muchas ya vieron la necesidad de reactivar su ‘modus operandi’ ilegal.

El paulatino avance hacia la nueva normalidad ha incluido, desafortunada aunque previsiblemente, a los criminales. Y aunque en cada ciudad este fenómeno ha tenido sus propias especificidades, lo de Bogotá ha llamado la atención por causa de un puñado de hechos de gran impacto. Dos en particular ocurridos en los últimos días: el asalto a un conjunto residencial en el barrio Santa Bárbara y el atraco a una joyería en el centro comercial Gran Estación. Ambos sucesos dejan claro no solo la voluntad de los criminales de volver por sus fueros, sino también el nivel de especialización y, valga la redundancia, organización de algunas de estas bandas.

La pandemia también ha golpeado la capacidad de respuesta de las autoridades por la cantidad de efectivos hoy en aislamiento

Frente a esta realidad, las autoridades han visto cómo la pandemia también golpeó su capacidad de respuesta: al alto número de integrantes de la Policía Metropolitana que están alejados del servicio por encontrarse en aislamiento –el 20 por ciento del total– se suma la cancelación de los procesos de incorporación previstos para este semestre en los diferentes centros de formación de la institución policial. Por causa de este inesperado factor, la ciudad ya no podrá contar con el refuerzo previsto de 2.000 policías más en las calles.

El reto para las autoridades es optimizar al máximo recursos que son escasos, menores de lo que señalan los estándares internacionales en cuanto a pie de fuerza; desarrollar estrategias innovadoras –el replanteamiento del modelo por cuadrantes es un buen ejemplo– y, ante todo, trabajar en equipo. A los anteriores se suma un desafío enorme en el frente social y que pasa por cómo una crisis económica puede llevar a muchas personas a verse atraídas por los delincuentes.

Son necesarias, entonces, estrategias de política social para evitar que la –creciente– población en riesgo de terminar engrosando las filas de la criminalidad encuentre los incentivos para dar un paso que en un contexto como el nuestro suele ser irreversible.

EDITORIAL
editorial@eltiempo.com

Empodera tu conocimiento

MÁS EDITORIALES

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.