close
close
Secciones
Síguenos en:
La intolerancia mata

La intolerancia mata

Las vidas no se recuperan, pero la aplicación de justicia alivia. Y para eso están las autoridades.

Hay hechos dolorosos que golpean a la sociedad no solo por absurdos e inexplicables, sino porque pierden la vida seres que apenas empiezan a vivirla. Uno de estos es el miserable asesinato de Jonathan Tacuma, el pasado 25 de diciembre, en el barrio Jordán de la localidad de Suba, en Bogotá.

El joven, de apenas 27 años, a punto de terminar su carrera de psicología, salió ese día a pasear a su mascota, alegre y desprevenido. No contaba con encontrarse a un hombre energúmeno, con la triste fama de ser agresivo, a quien la comunidad le temía. Pues tal individuo le pidió a Jonathan que le pusiera bozal al perro, y este, seguramente sabiendo quién le hablaba, se fue sin mediar palabra. Ya se sabe, según testigos, que el criminal, en un hecho demencial, apuñaló al muchacho con un destornillador en la cabeza y le produjo muerte cerebral. Al parecer lo remató en el piso y se esfumó. Así de escalofriante es el hecho, como un cuento de terror, pero, por desgracia, sacado de la vida real de estas calles que a veces son infernales.

Jonathan falleció este martes en el Hospital Universitario Nacional de Colombia. La intolerancia, en toda su dimensión, truncó los sueños de un muchacho amoroso y tranquilo y dejó a una familia en un duelo infinito.

Pero la muerte violenta también ataca de puertas para adentro. Otra pesadilla se vivió en la localidad de Kennedy el domingo pasado cuando un padrastro, lleno de celos con la madre de Cristian David Fandiño Pardo, de solo 8 años, le propinó al pequeño una puñalada en el pecho. Y también desapareció.

Se sabe que este año en hechos calificados de violencia interpersonal han perecido 106 ciudadanos. Pero sencillamente no puede reinar la impunidad. Estos dos asesinos prófugos tienen que ser capturados a la mayor brevedad para ser juzgados. Las vidas preciosas no se recuperan, pero la aplicación de justicia alivia en algo.Y para eso, precisamente, están las autoridades.

EDITORIAL
editorial@eltiempo.com

(Lea todos los editoriales de EL TIEMPO, aquí)

MÁS EDITORIALES

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.