Secciones
Síguenos en:
La extradición de Saab

La extradición de Saab

Más allá de la suerte que corra ante la justicia, es clara su importancia para el régimen de Maduro.

Cuatrocientos noventa y un días duró, finalmente, la novela de la suerte que correría el empresario barranquillero Álex Saab, detenido en Cabo Verde (África) mientras su avión hacía una parada de aprovisionamiento en un vuelo de Caracas a Teherán.

Consumada el pasado sábado su extradición a Estados Unidos, se puede decir que de nada sirvieron los denodados esfuerzos del régimen de Nicolás Maduro para evitar que Saab, de 49 años y a quien la justicia del país del norte lo acusa de lavado de activos, conspiración y enriquecimiento ilícito, se presentara ayer ante un juez de la Florida. En Colombia, a su vez, la Fiscalía lo acusa de otros siete delitos. Ante todo, se busca establecer hasta qué punto se benefició de su posición privilegiada ante el sistema cambiario de Venezuela para lavar alrededor de 350 millones de dólares.

Pero lo más relevante aquí por el momento es la repercusión de este hecho en el ajedrez geopolítico regional y mundial. Puede que hoy no esté claro si Saab es culpable o inocente, pero de lo que no cabe duda alguna es de su importancia para el gobierno de Nicolás Maduro y para sus aliados, Rusia sobre todo. En este tiempo, Maduro, con el respaldo de Vladimir Putin, movió cielo y tierra –nombrándolo primero embajador plenipotenciario de la Misión de Venezuela ante la Unión Africana y, después, miembro del equipo negociador con la oposición en las conversaciones que actualmente se adelantan en México– para evitar que el barranquillero fuera enviado a la Florida. Una vez en el avión rumbo a suelo norteamericano, Miraflores calificó el hecho de secuestro y en retaliación se paró de la mesa en México y les retiró el beneficio de detención domiciliaria a seis ejecutivos de la filial estadounidense de PDVSA, Citgo, entre ellos cinco ciudadanos estadounidenses para conducirlos a la temida prisión caraqueña de El Helicoide. Saab, por su parte, anunció en una carta que no negociará.

Aquí lo más relevante es lograr un alivio y la posibilidad de volver a imaginar un futuro para un pueblo que ha sufrido lo indecible

Momento complejo para Maduro. Y es que la presencia de Saab en la Florida se suma a la aprobación por un tribunal español de la extradición también a Estados Unidos de la exenfermera de Hugo Chávez, Claudia Patricia Díaz Guillén, y a la posibilidad de que el general chavista y ex hombre fuerte de la inteligencia del régimen Hugo ‘el Pollo’ Carvajal corra con la misma suerte. Son tres peces gordos que podrían eventualmente aportar información clave para conocer con mayor grado de detalle los tentáculos criminales que hoy sostienen a Maduro en el poder. También, hasta qué punto estas redes están conectadas con potencias rivales de Washington, constituyéndose en una verdadera amenaza a la seguridad mundial. Al respecto conviene recordar lo revelado ayer por la Unidad Investigativa de este diario sobre el posible vínculo del mencionado Saab con la compra de misiles iraníes por parte del régimen venezolano.

Ojalá todo avance hacia un escenario en el que se pueda conocer la verdad sobre lo que rodea al régimen y los pasos de la justicia de los diferentes países puedan servir para que este dé su brazo a torcer. Porque aquí lo que importa es, ante todo, lograr un relevo en el poder, que traiga consigo un alivio y la posibilidad de volver a imaginar un futuro para un pueblo que ha sufrido lo indecible.

EDITORIAL
editorial@eltiempo.com

MÁS EDITORIALES

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.