La ciudad de los alcaldes encargados

La ciudad de los alcaldes encargados

Por el bien de Cartagena, el detenido burgomaestre debería dar un paso al costado.

16 de octubre 2017 , 11:38 p.m.

Aunque en política todo se puede dar, el caso de Cartagena de Indias es casi de no creer, pero la realidad indica que en solo 5 años la Ciudad Heroica ha tenido 8 alcaldes, en 19 años ha habido 21 y 10 de ellos, en encargo.

El último, el periodista Manuel Vicente Duque, se halla en prisión, y está en encargo Sergio Londoño Zurek. Inicialmente, Duque fue suspendido por la Procuraduría por un periodo de tres meses, mientras se adelantaban averiguaciones acerca de su responsabilidad y la de otros funcionarios de su entorno por las omisiones que llevaron a la lamentable tragedia del edificio Portal de Blas de Lezo II, el pasado 27 de abril, en el que murieron 21 personas y 22 más resultaron heridas. Este luctuoso hecho dejó ver que en el Corralito de Piedra había una epidemia de construcciones sin licencia o que violan las normas urbanísticas.

Pero Duque, quien fue elegido para el periodo 2016-2019, está investigado por cohecho, por dar u ofrecer, por tráfico de influencias y concierto para delinquir. Con él, también se encuentran privados de la libertad su primo José Julián Velásquez; la contralora municipal, Nubia Fontalvo, y el concejal Jorge Alfonso Useche Correa.

La justicia dará su veredicto final, pero, mientras tanto, por el bien de la ciudad, el detenido burgomaestre debería dar un paso al costado. Es que una capital como esta, la principal puerta de entrada al turismo, que es referente histórico, donde se hallan la Casa de Huéspedes Ilustres y el Centro de Convenciones, no puede estar en indefinido limbo administrativo y cambiando alcaldes como quien sustituye jugadores en un encuentro de baloncesto.

Cartagena merece mejor suerte. Además, es innegable que afronta numerosos problemas, sean estos, precisamente, de corrupción, de seguridad o de infraestructura, pues varios proyectos están paralizados. Y allí hay una evidente pobreza marginal, por citar unos. Esto exige un alcalde en propiedad, con autonomía de vuelo, que programe y ejecute, que piense a corto y a largo plazo. El caso de Cartagena es un problema nacional y, como tal, hay que afrontarlo.

editorial@eltiempo.com

MÁS EDITORIALES

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.