Horas oscuras

Horas oscuras

Urgen claridad y sanciones frente a las irregularidades con presuntos vuelos falsos en la Policía.

Por: Editorial
16 de marzo 2020 , 07:00 p.m.

Seguridad ciudadana, lucha contra bandas criminales, erradicación de cultivos, control de aglomeraciones y marchas, tráfico y espectáculos.

Nadie duda de que la Policía es una de las instituciones en las que reposa la democracia. De ahí que cualquier nubarrón que se pose sobre ella genere enorme inquietud. En los últimos días se han podido apreciar por lo menos dos. Por un lado está la decisión de la Procuraduría de iniciar un proceso disciplinario contra su director, el general Óscar Atehortúa, por una presunta construcción irregular de 111 casas fiscales.

Poco después salió a la luz pública que cerca de 167 pilotos de esa fuerza, entre ellos oficiales de alto rango, estarían involucrados en centenares de vuelos falsos para acumular horas y cobrar primas y gabelas prestacionales que no se merecen.

Hechos como este sobre
todo generan desgaste en la credibilidad de una institución para la cual es vital la confianza ciudadana.

Tal como lo reveló la Unidad Investigativa de EL TIEMPO, son más de 25.000 horas de vuelo falsas detectadas hasta ahora. Y, aunque el valor de estas sería menor del que inicialmente se calculó, de cualquier forma es una conducta a todas luces inaceptable.
Se trata de prácticas que llevan años sin que nadie se haya percatado de detalles como que un solo oficial registraba 400 horas de vuelo en un solo día, o de que han hecho valer las horas en simuladores e incluso han cobrado sin ser siquiera pilotos. O los casos en los que burlaron los filtros de la institución y hacían uso de las aeronaves con licencias privadas.

Todo apunta a que habría una mafia dentro de la institución. Y si bien es plausible que haya sido la Inspección General de la Policía la que la haya dejado al descubierto –luego de ser alertada por la aviación policial–, surgen dudas acerca de por qué solo ahora salen a flote esas oscuras horas de vuelo. Es inevitable el interrogante por la relación entre este caso y sucesos como el de la decisión –después reversada– del director de enviar a vacaciones al inspector general, general William Salamanca, el pasado mes de diciembre.

La Fiscalía está en mora de intervenir, pues son muchos los indicios de que hubo alteración de documentos, falsedades, detrimento patrimonial y el desgaste en la credibilidad de una institución para la cual es vital la confianza ciudadana.

Así como se condenan los ataques a nuestros policías en emboscadas, tomas, asonadas y enfrentamientos con encapuchados, la ciudadanía debe exigir que los pilotos implicados en este ‘carrusel’ respondan. De igual forma, que se garantice que la Inspección General continúe con las otras investigaciones –incluidas aquellas cuyo objetivo son anomalías como el uso de repuestos de segunda–, por encima de cualquier consideración.

Además de dinero público, en el caso de los repuestos de segunda ya hay dos muertos y una investigación en la Justicia Penal Militar, por presunto homicidio. Bienvenida la intervención de la Procuraduría y de las demás autoridades en este tipo de investigaciones y en la depuración de esta fuerza.

Por fortuna, la institución ya dejó claro que está abierta a cualquier investigación, incluso si esta es de índole penal. Que así sea, pues, entre otros, aquí está en riesgo el apoyo de gobiernos extranjeros en programas que se ejecutan de manera conjunta.

EDITORIAL
editorial@eltiempo.com

Empodera tu conocimiento

MÁS EDITORIALES

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.