Secciones
Síguenos en:
Ética y plagio

Ética y plagio

Se requiere una educación en el tema de la propiedad intelectual cada vez más fuerte y más clara.

El lunes pasado, cuando aún no era claro si el caso iba a quedarse como un rumor, la Universidad Externado concluyó la investigación sobre el posible plagio de la tesis de maestría de la presidenta de la Cámara, Jennifer Arias, y de su coautora, Lucía Largo: ‘Los Ocad’s y su contradicción con las teorías de la elección racional’. Según el comunicado emitido por la institución, que Arias rechazó tajantemente, "la universidad sometió el texto de la tesis a una herramienta informática para la detección de plagio, operación que arrojó un importante número de coincidencias con fuentes o documentos publicados en internet de autores diferentes a las señoras Arias Falla y Largo Alvarado".

Fue en el portal Plagio S.O.S. –que se define como un "espacio virtual de formación ciudadana en derechos de autor y de denuncia pública documentada de posibles casos de plagio en publicaciones editoriales de habla hispana"– donde no solo se hizo la denuncia, sino que se consiguió que el profesor mexicano Alain Remes confirmara que su trabajo de hace veinte años –'Elección racional, cultura y estructura: tres enfoques para el análisis político'– había sido plagiado en la tesis de la congresista: "Simplemente la regla de oro es que lo debemos citar –dijo a la emisora Blu–; más allá del delito es una práctica deshonesta, y me dio mucho gusto que la universidad tomara cartas en el asunto".

El tema toma mayor relevancia por la dignidad que ostenta Arias y desde la cual está llamada a dar ejemplo. Mientras el caso pasa ahora al Consejo de Estado y la Corte Suprema, la conclusión de Remes es muy pertinente: en tiempos de internet y ambiciones desmadradas, se requiere una educación en el tema de la propiedad intelectual cada vez más fuerte y clara –no solo sobre cómo citar, sino sobre por qué es fundamental, de mínima ética, hacerlo–, pero es un paso importante que las universidades sigan tomando el toro por los cuernos y continúen reforzando sus controles para que el plagio sea impensable, genere sanciones ejemplares y llegue a todos los estudiantes el mensaje del respeto por el trabajo ajeno.

EDITORIAL

(Lea todos los editoriales de EL TIEMPO, aquí)

MÁS EDITORIALES

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.