Guatemala

Guatemala

Los ciudadanos de ese país no se hacen muchas ilusiones con el nuevo gobierno de Giammattei.

Por: EDITORIAL 
13 de agosto 2019 , 07:56 p.m.

Los guatemaltecos no se hacen muchas ilusiones de lo que pueda hacer por ellos el nuevo gobierno de Alejandro Giammattei, elegido el domingo pasado en su cuarto intento para remplazar al humorista Jimmy Morales, de muy ingrata recordación para quienes luchan por un país transparente y sin corrupción.

Y no es que su rival, la ex primera dama Sandra Torres, generara mayores expectativas. Pero en el camino sí quedaron figuras, como la de la exfiscal general Thelma Aldana, abanderada de las luchas contra la corrupción, a quien la tradicional élite del país centroamericano inhabilitó convenientemente. De ahí la muy baja participación: 42,7 por ciento.

Hoy, el panorama allí es de pesadilla. La miseria y la violencia han hecho que en los últimos seis meses se hayan ido del país rumbo a EE. UU. alrededor de 1,5 millones de sus casi 18 millones de habitantes porque la pobreza afecta a 6 de cada 10, y la delincuencia mata cada año a unas 4.500 personas. Sin contar con la corrupción, que todo lo acaba en el muy empobrecido país, y la presencia cada vez más desestabilizadora de los carteles mexicanos de la droga.

Y decimos que no se hacen muchas ilusiones con el exjefe de prisiones porque uno de sus primeros anuncios fue descartar a la Comisión Internacional contra la Impunidad (Cicig), un ente adscrito a la ONU y liderado sobresalientemente por el magistrado colombiano Iván Velásquez, que destapó ollas podridas que incluso pusieron tras las rejas al presidente Otto Pérez Molina. Pero Morales le prohibió la entrada al país a Velásquez, y Giammattei no renovará el mandato del organismo, que se cumple el 3 de septiembre.

El sombrío escenario lo completa el compromiso adquirido bajo amenazas por Morales con Donald Trump de permitir que Guatemala se convierta en ‘tercer país seguro’, lo que significa que será centro de acogida de miles de inmigrantes mientras EE. UU. define su estatus migratorio. Es evidente que Guatemala no tiene los recursos para sortear tal situación, y también que Giammattei no tendrá muchas alternativas.

Empodera tu conocimiento

MÁS EDITORIALES

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.