Entierros controlados

Entierros controlados

Evitar que los familiares de un muerto ejerzan su derecho a despedirse es una monstruosidad.

Por: EDITORIAL 
16 de julio 2019 , 07:44 p.m.

Pocos gestos tan injustos e inhumanos, tan propios de la decadencia y la crueldad de los despotismos, como los llamados ‘entierros controlados’ que se han llevado a cabo en Venezuela en los últimos tiempos. Al documentado caso del policía Óscar Pérez, ejecutado con un disparo en la cabeza luego de rebelársele al régimen y cuyo cadáver fue retenido por las autoridades durante seis días –mientras se realizaban algunas pesquisas, se dijo–, acaba de sumársele la pesadilla increíble del capitán de corbeta Rafael Ramón Acosta Arévalo, torturado durante una semana entera y asesinado a golpes al final del horror, y su cuerpo fue retenido durante once días.

A la brutalidad contra las personas que se atreven a enfrentársele a la dictadura, en fin, habría que agregarle ahora la violencia contra los familiares de las víctimas. Custodiar esos cadáveres, rodearlos de motos y camionetas oscuras para que nadie se les acerque en el camino al cementerio, es un acto de barbarie amparado por el poder desmedido y desmadrado. Evitar que los padres o los hijos de un muerto –habría que ser más específico en este caso: de un ciudadano asesinado– ejerzan su derecho a despedirse, a verlo por última vez para empezar el impensable duelo, es poco menos que una monstruosidad.

Es claro que se les impide a los periodistas acercarse a los funerales de los rebeldes, pues la libertad de expresión cada día vive alguna derrota en Venezuela, pero resulta inconcebible que estas “inhumaciones controladas” –narradas por la periodista Valentina Lares en la edición de EL TIEMPO del lunes pasado– les nieguen a los difuntos su dignidad final y les arrebate a sus deudos el derecho a despedirse en paz. Aquí, a duras penas, algún familiar puede ver el rostro del cadáver. Solo los gobiernos débiles se permiten semejantes humillaciones, semejantes deshonras.

Y el escandaloso gobierno de Maduro se ha estado especializando en arbitrariedades como estas.

Empodera tu conocimiento

MÁS EDITORIALES

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.