El Salvador, en riesgo

El Salvador, en riesgo

Lo hecho por Bukele atenta contra logros principales de esa democracia tras la guerra civil.

Por: Editorial
13 de febrero 2020 , 07:36 p.m.

La llegada al poder del joven Nayib Bukele a El Salvador en junio pasado fue asumida como una bocanada de aire fresco, con ambiente de renovación política para un país con gravísimos problemas de seguridad y con un bipartidismo que ya había venido sufriendo síntomas de desgaste por la corrupción.

Se veían con simpatía sus excesos en las redes sociales, y a la inmensa mayoría de los salvadoreños les caía en gracia que se autoproclamara como “el presidente más guapo y cool” o que se tomara selfis en la ONU. El casi 90 ciento de popularidad da cuenta de ese respaldo, pero no justifica lo sucedido el pasado domingo.

En un gesto que pone en duda su talante democrático, ingresó acompañado de militares armados al Congreso de su país, usurpó el escaño del presidente de dicha Asamblea, “habló con Dios”, llamó a un levantamiento popular y conminó a los legisladores a aprobar un préstamo de 109 millones de dólares so pena de disolver esa Cámara.

El dinero es precisamente para enfrentar el que los salvadoreños consideran su mayor problema: la inseguridad, en particular la amenaza de las maras. Pero los legisladores le están exigiendo más información del plan, pues al parecer solo en la presidencia lo conocen. El presidente no tiene bancada, porque su movimiento se formó tras las legislativas.

Además de que esa acción tiene un innegable tufillo a intentona golpista y a violación de la separación de poderes, lo hecho por Bukele atenta contra dos de los principales logros de esa democracia tras la guerra civil: la reforma y depuración del ejército para que no tuviera participación política, y los acuerdos de paz, que pusieron fin al fratricida conflicto que enfrentó al derechista partido Arena y a la guerrilla del FMLN. Por fortuna, el rechazo de la sociedad civil, de la justicia y de la comunidad internacional han contenido a Bukele.

Pero, señor presidente, ni mesías salvadores ni populistas megalómanos. Lo que necesita El Salvador es más democracia.

EDITORIAL

Empodera tu conocimiento

MÁS EDITORIALES

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.