El drama del Amazonas

El drama del Amazonas

El departamento y en especial Leticia viven hoy una tragedia, resultado de décadas de marginación.

Por: Editorial
13 de mayo 2020 , 08:08 p.m.

Es imposible no traer a colación aquella dura verdad de que la actual pandemia muestra sin filtros, sin rodeos, la realidad de nuestra sociedad cuando se observa lo que hoy ocurre en Amazonas y en particular en su capital, Leticia.

Este departamento es escenario de una gravísima crisis sanitaria, a raíz de más de 700 casos de covid-19 que colapsaron la capacidad de respuesta del hospital San Rafael y de la Clínica Leticia, los dos centros asistenciales de la capital departamental. Abundan los crudos relatos que dan cuenta de la total postración del sistema de salud local, que no puede dar respuesta a los múltiples llamados de personas con síntomas de covid-19.

Al escribirse estas líneas ya eran 26 los muertos, y son muchos los reportes de cómo las dos únicas ambulancias disponibles en el municipio no dan abasto. La situación es verdaderamente dramática. Con apenas 75.000 habitantes, en este departamento se encuentra el seis por ciento de todos los casos de covid-19 registrados en el país.

Es porosa la frontera con
el país de Jair Bolsonaro, hoy señalado por el planeta entero dada su manera irresponsable de afrontar la crisis.

En términos geográficos, pero también simbólicos y políticos, la capital del departamento del Amazonas expresa el drama de la distancia entre la periferia y el centro. Es verdad que la corrupción en la salud –el hospital San Rafael tuvo que ser intervenido por la Superintendencia de Salud, mientras cunden las denuncias de posibles anomalías– no es, ni mucho menos, exclusiva de las zonas más apartadas del centro del país. Pero es cierto también que la manera como se desarrolló esta crisis, las condiciones estructurales de vulnerabilidad de la población –sobre todo las etnias indígenas–, lo difícil y demorado que ha sido poner en marcha un plan de contingencia sí son un tristísimo reflejo de lo duro que es estar en la periferia del Estado, y más en un contexto de pandemia.

Y todo esto se agrava por su porosa frontera con Brasil, cercanía que pudo haber tenido mucho que ver con lo que hoy sucede del lado colombiano. Son más de veinte los pasos fronterizos con un país cuyo gobierno, a la cabeza de Jair Bolsonaro, hoy es señalado por el planeta entero dada su manera absolutamente irresponsable de afrontar la crisis del covid-19.

Frente a esta tragedia en curso, el Gobierno colombiano, además de la mencionada intervención del hospital San Rafael, envió el martes un avión de la FAC con profesionales de la salud y equipos médicos, esfuerzo loable, por responder de alguna manera a la emergencia, pero que se queda corto ante una situación que es estructural y fruto de décadas de descuido. Hoy, la dura verdad es que esta región –que es vital en términos ambientales, de la sabiduría ancestral que vive en sus comunidades étnicas y de servicios ecosistémicos no solo para el país, sino para la humanidad entera– afronta, en estado de suma vulnerabilidad, la amenaza de la pandemia. Preocupa lo que pueda ocurrir con las 26 etnias indígenas y con el conocimiento que guardan sus mayores, habida cuenta de que son ellos los que mayor riesgo vital corren.

Es hora de que el país entero dimensione la gravedad de lo que sucede en el Amazonas, todo lo que está en juego, y se movilice. Que quede claro que está de por medio el futuro de sus habitantes, por supuesto, pero también el nuestro.

EDITORIAL
editorial@eltiempo.com

Empodera tu conocimiento

MÁS EDITORIALES

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.