El desafío del fuego

El desafío del fuego

Urge una política para actuar efectivamente ante los incendios y contra las mafias que los promueven

Por: EDITORIAL 
18 de septiembre 2019 , 07:50 p.m.

Como si no estuviera suficientemente nutrida ya la lista de asuntos graves y urgentes que requieren una respuesta integral en Colombia por estos días, un nuevo desafío ha llegado a lo más alto de dicho listado.

Se trata de los incendios forestales. La cantidad que se ha presentado desde enero hasta hoy, 2.217, supera todos los registros, incluido el de 2016, que era el año con más conflagraciones ocurridas en el país. La cifra de ese año fue de 1.867. Ya se han visto afectadas 128.000 hectáreas, de las cuales 8.917 corresponden a parques naturales.

En principio, se le podría atribuir el aumento al cambio climático, que para Colombia ha significado no solo un progresivo aumento de las temperaturas promedio en sus distintas regiones, sino también unas temporadas secas con más calor y mayor escasez de agua.

Estos factores, sin duda, han tenido incidencia en la medida en que al estar más secos bosques y pastizales y al presentarse vientos más fuertes, estos arden con más facilidad. Pero lo que llama la atención es que, según las autoridades, la gran mayoría de incendios han sido provocados por personas.

El proyecto de ley radicado
hace poco, que pretende un manejo integral del fuego, es un paso en la dirección correcta

Y aquí entramos a un terreno donde hay múltiples motivaciones y explicaciones. Desde accidentes y descuidos hasta verdaderas organizaciones criminales, pasando por malas prácticas a la hora de cultivar: son las conocidas quemas controladas, que muchas veces se salen de control. Pero, sobre todo, preocupa el segundo factor: es un hecho claro y muy preocupante que expandir la frontera agrícola y apropiarse de terrenos para urbanizarlos sean dos incentivos cada vez más frecuentes entre quienes causan las conflagraciones. No se trata de pirómanos o de travesuras de jóvenes. No. Es crimen organizado que, por cierto, ya ha cobrado la vida de 11 funcionarios de Parques Nacionales en la última década.

En lo que corresponde a la respuesta estatal, esta es reactiva y no hay todavía una articulación del orden nacional ni tampoco un ente que coordine esfuerzos y optimice el uso de los recursos. Les suele corresponder a los cuerpos de bomberos y organismos de socorro locales entrar a actuar una vez la situación toma ribetes graves. La entidad a la que le compete prevenir, Parques Naturales Nacionales, tiene muy poco presupuesto y escaso personal capacitado, apenas 15 personas, frente a lo colosal del desafío.

Es claro que urge un esfuerzo del Estado para responder de manera apropiada y eficaz a este reto. La clave está en la prevención, en trabajar de la mano con las comunidades y en lograr desmantelar las organizaciones que buscan enriquecerse a punta de deforestar para luego acaparar tierras.

El proyecto de ley radicado a comienzos de esta legislatura por el representante a la Cámara de la Alianza Verde Mauricio Toro se basa en varios de estos preceptos. Pretende un “manejo integral del fuego”, lograr una verdadera y efectiva coordinación de las entidades responsables y declara, a buena hora, como prioridad nacional la prevención de incendios forestales. Dada la importancia de los bosques para nuestro futuro, sería imperdonable que el Congreso no respondiera de forma debida a una necesidad que es cada vez más un clamor.

editorial@eltiempo.com

Empodera tu conocimiento

MÁS EDITORIALES

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.