El desafío de Corabastos

El desafío de Corabastos

Soluciones deben hacerse con tacto, pues se afecta toda una cadena productiva, incluyendo campesinos

Por: Editorial
05 de junio 2020 , 09:25 p.m.

La compleja situación que se vive por estos días en la principal central de abastos del país, Corabastos, en Bogotá, debe ser mirada con sumo cuidado. La pandemia del covid-19 ha develado que en este estratégico lugar hay situaciones que van más allá de los temas de salud que han obligado a la reducción de sus actividades. Desde hace décadas impera allí una lógica económica y social que se refleja en los enfrentamientos recientes.

Desde los 70, Corabastos permanece enclavada en el suroccidente de la capital, en Kennedy, hoy en cuarentena total por el alto número de contagios. Diariamente, en sus casi medio millón de metros cuadrados, se lleva a cabo una frenética labor comercial de productos agrícolas, cárnicos, flores, granos, entre otros, que abastecen el centro del país. Unas 15.000 personas, incluyendo camioneros, coteros y zorreros, convergen en estas actividades cada día, lo que deriva en una población flotante y en el surgimiento de otros negocios de difícil manejo.

Es necesario conocer este contexto para entender por qué las restricciones adoptadas por la Alcaldía resultan tan complejas de aplicar en este lugar. Miles de personas viven de la informalidad y de lo que consiguen al destajo; por tanto, son las menos interesadas en seguir protocolos. Y, por otro lado, con bodegas operando al 50 % de su capacidad, las pérdidas en las transacciones diarias no se hacen esperar.

Por eso las soluciones tienen que hacerse con tacto, acá se afecta toda una cadena productiva en la que también pierden los campesinos. Medidas como el pico y bodega (que funcionen por número) o que solo ingresen compradores mayoristas o que se cierren por 15 días varias de ellas le meten más presión al asunto. Lo clave es que existan alternativas para todos, incluyendo a los consumidores, sin que por ello se amenace el abastecimiento o se ponga en riesgo la salud. Y retomar la idea de que tal vez ha llegado la hora de replantear la lógica de cómo opera Corabastos.

EDITORIAL

Empodera tu conocimiento

MÁS EDITORIALES

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.