El delito silencioso

El delito silencioso

Es hora de asumir la responsabilidad que nos corresponde respecto a la explotación sexual de menores

10 de septiembre 2018 , 10:36 p.m.

Indignación y tristeza es lo que genera el informe sobre la explotación sexual de niños, niñas y adolescentes que publicó este lunes EL TIEMPO y deja al descubierto uno de los peores crímenes que se puedan cometer, del que muy poco se habla y contra el cual, desafortunadamente, no se toman las acciones necesarias. La cifra es alarmante: 7.534 menores explotados en los últimos cinco años y medio. Estos son los casos que las autoridades han identificado, pero el subregistro indica que serían como mínimo 13.000 los menores que están siendo subastados y ofrecidos como mercancía.

Las edades de las víctimas ensombrecen aún más el panorama. Niñas y niños entre los cero y los 14 años no solo son comercializados y violentados sexualmente, sino inducidos a la drogadicción, sin contar las víctimas de pornografía con menores ni la trata de personas, que aumenta cada vez más. Un panorama sin duda escalofriante.

Tan solo en lo corrido del 2018, la Fiscalía y la Policía han documentado 1.399 casos de explotación sexual, muchos de ellos identificados en lo que erróneamente se ha denominado turismo sexual, porque esa ha sido otra falencia: justificar a través del lenguaje un crimen en el que Colombia está perdiendo el núcleo de su sociedad.
No es un problema regional, es del país, y el mayor aliciente de la explotación sexual se encuentra en el narcotráfico. Las redes que abusan de los y las menores ‘surten’ a quienes forman parte de las estructuras mafiosas.

Y hay que agregar, lastimosamente, la acción indolente de muchas madres, que directamente venden las virginidades de sus hijas por cualquier cifra. Y, como lo plantea la Dijín de la Policía, en estos casos no se puede desvincular el contexto socioeconómico de las niñas. Aquí hay un claro trasfondo social que es preciso atender.

Desafortunadamente, aparte
de las mafias que reclutan niños
y niñas, aquí hay un trasfondo social que es preciso atender.

Todo parece diagnosticado. Pero lo cierto es que urge actuar frente a la dimensión del problema. Por eso es una luz de esperanza que el procurador general, Fernando Carrillo, haya puesto el tema sobre la mesa a través de las audiencias públicas a nivel nacional. Precisamente hoy se realizará la tercera, en Cali, una de las ciudades con los mayores índices de explotación sexual. Es también un paso muy positivo el rescate de 674 menores que ha logrado la Policía este año, así como la restitución de derechos de 979 niños y niñas, realizada por el ICBF entre enero de 2015 y junio de 2018.

Sin embargo, centenares de niñas siguen paradas en muchas esquinas de distintas ciudades, listas a ser llevadas a los prostíbulos de las zonas mineras de Antioquia y Chocó; y otras más soportan el reclutamiento forzado para terminar siendo abusadas en las fincas y casas de pequeños y grandes narcos o exguerrilleros, como lo señala el informe periodístico.

Colombia no solo enfrenta el fenómeno del narcotráfico, también ocupa los primeros lugares en explotación y abuso sexual de niños y niñas, pero es un crimen del que poco se habla. Es hora de entender la gravedad del problema y asumir la responsabilidad que nos corresponde desde todos los sectores.

Este diario apoyará a partir de hoy la iniciativa #MiVozCuenta, liderada por la campaña No Es Hora De Callar y que tendrá un año de trabajo con las víctimas. Este delito no puede seguir agazapado.

editorial@eltiempo.com

MÁS EDITORIALES

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.