El caso Navalni

El caso Navalni

Ya es recurrente que críticos de Putin aparezcan envenenados en sospechosas circunstancias.

Por: Editorial
14 de septiembre 2020 , 11:18 a. m.

Ya se está volviendo una noticia recurrente que los grandes opositores o críticos del gobierno del presidente ruso, Vladimir Putin, aparezcan envenenados en sospechosas circunstancias, como si de una novela de la Guerra Fría o una película de espías se tratara. Y también, que cuando llegan los reclamos de los gobiernos europeos al Kremlin por lo sucedido la respuesta de Moscú parezca de molde: negar cualquier vínculo y exigir pruebas.

Esto es lo que ha sucedido con el reciente atentado contra el prominente opositor Alexei Navalni, un líder que se había convertido en una especie de ‘bestia negra’ para el partido del presidente –Rusia Unida–, y que en las elecciones regionales de este fin de semana esperaba arrebatarle reductos importantes al oficialismo, como lo indicaban los sondeos.

Estos, desde hace semanas, reflejan el hartazgo de amplios sectores ciudadanos con el oficialismo por las denuncias de corrupción, los malos manejos y la crisis económica que los golpea a fondo. Todo esto profundizado por el coronavirus.

Navalni, que al parecer bebió un té contaminado en el aeropuerto de la ciudad siberiana de Tomsk, cuando se dirigía a Moscú mientras hacía campaña, se salvó porque su equipo lo llevó a Alemania y allí los médicos descubrieron en su organismo un agente nervioso, desarrollado en exclusiva por científicos de la antigua Unión Soviética, llamado Novishok, el mismo que hallaron en 2018 en el cuerpo del exespía ruso Sergei Skripal, en la ciudad británica de Salisbury.

Para Europa, Putin es un tema muy complejo de resolver. El zarpazo sobre la península de Crimea, en Ucrania (2014), su agresiva política expansionista hacia los países que antes fueron de su órbita, pero también la excesiva dependencia energética de algunos, como Alemania, obligan a la Unión Europea a actuar con cautela, pero también con mucha firmeza. A Putin le gusta jugar con fuego, y hasta ahora no se ha quemado.

EDITORIAL
editorial@eltiempo.com

MÁS EDITORIALES

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.