El caso Andrés Felipe Arias

El caso Andrés Felipe Arias

La única vía es cumplir lo que ordena la ley y enviar mensaje de que sentencias no son letra muerta.

Por: Editorial
14 de julio 2019 , 11:07 p.m.

Exactamente cinco años después de que la Corte Suprema lo condenó por el escándalo de Agro Ingreso Seguro (AIS), el exministro Andrés Felipe Arias finalmente fue enviado al país a cumplir la sentencia de 17 años en su contra.

Se trata de uno de los casos jurídicos más controvertidos de los últimos años. En su momento dado como casi fijo heredero de las banderas políticas de Álvaro Uribe, Arias terminó enredado en un proceso que no solo lo sacó de la carrera política, sino que lo enfrentó a una pena de prisión que, para muchos, puede ser desproporcionada. Esto porque en el mismo expediente de la Corte Suprema se reconoce que el exministro de Agricultura no obtuvo ningún beneficio económico del manejo de AIS.

El exfuncionario y su familia han vivido y enfrentan aún una durísima situación por su proceso judicial, que para algunos sectores no puede ser entendido por fuera del contexto del agrio enfrentamiento de la última década entre el expresidente Álvaro Uribe y la Corte Suprema.

Pero, sin duda, mucho va de declararse en desacuerdo con la sentencia de la Corte a tratar de deslegitimar nacional e internacionalmente a nuestra justicia –eso es lo que vimos en los últimos cinco años– y pretender vender la idea de que entre Colombia y Estados Unidos no existe un acuerdo de extradición –por lo que este último país no tendría que entregar a convictos de la justicia colombiana–.

La condena –de nuevo, para muchos excesiva– está basada en un proceso judicial soportado en decenas de pruebas que el exministro tuvo la oportunidad de controvertir judicialmente con todas las garantías. De hecho, en la parte final del juicio, la Corte consideró que Arias podía recuperar su libertad, beneficio que, en su momento, el procesado aprovechó para salir del país y buscar fallidamente estatus de perseguido político en Estados Unidos.

El escándalo de AIS dio además para que la Procuraduría de Alejandro Ordóñez sancionara con destitución e inhabilidad de 16 años a Andrés Felipe Arias, y fue la entonces fiscal Vivianne Morales quien inició el proceso judicial que terminó en la condena de la Corte Suprema. Tanto Ordóñez como Morales son hoy embajadores del gobierno de Iván Duque, lo que deja sin mucho piso el argumento de una supuesta persecución judicial originada en razones políticas.

En medio de la polarización, a nadie le conviene que se trate de avivar un enfrentamiento entre el Ejecutivo y la Corte

Así, lo que procede en este momento es una enorme responsabilidad, tanto del Gobierno como de los diferentes sectores políticos, en especial del uribismo, frente al caso Arias. En medio de la polarización política que cargamos hace años, a nadie le conviene que se trate de avivar un enfrentamiento entre el Ejecutivo y la Corte por este asunto, menos aún en momentos en los que está en curso la elección del nuevo fiscal general de la nación y cuando los viejos y crecientes problemas de nuestra justicia siguen sin resolverse.

El caso Arias da también coyuntura para que empiece a discutirse en el Congreso la posibilidad de la doble instancia retroactiva en la Corte Suprema, una puerta que dejó abierta la Corte Constitucional hace dos meses y cuya filigrana –en particular, hasta dónde hacia atrás podrían llegar esas revisiones– estará en manos del Legislativo.

‘Dura lex, sed lex’, decían los romanos. La única vía posible en este y cualquier otro proceso es cumplir cabalmente lo que ordena la ley –sin que ello mengüe el derecho de los procesados a recurrir a los recursos legales disponibles– y enviar el mensaje de que las sentencias de la justicia se cumplen, sin importar de quién se trate.

EDITORIAL
editorial@eltiempo.com

Empodera tu conocimiento

MÁS EDITORIALES

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.