Virgen de Chiquinquirá

Virgen de Chiquinquirá

Impedir que un gobernante declare sus creencias suena innecesario, por decir lo menos.

Por: Editorial
28 de julio 2020 , 09:25 p.m.

Ha sido respondida hasta el cansancio la pregunta de qué tan sabio es mezclar la política con la religión, pero, en el marco del fallo de tutela que ordenó al presidente Duque retirar un tuit en el que se celebraba a la Virgen de Chiquinquirá como “patrona de Colombia” –un fallo de la Sala Primera de Decisión de la Sala Laboral del Tribunal Superior de Distrito Judicial de Cali–, quizás sea importante decir que una cosa es una mandatario religioso y otra, muy diferente, un Estado consagrado a alguna fe. Y si bien nuestra Constitución nos describe como un país laico, que recibe todos los credos en ejercicio de la libertad de cultos, impedir que una figura pública o que un gobernante declare sus creencias suena innecesario, por decir lo menos.

No es un capricho liberal aquello de insistir en la laicidad de las democracias. Hay gente religiosa que no se siente cómoda cuando su fe es utilizada con fines electorales, con fines políticos. Y es un deber de una sociedad que funciona en el escenario de los valores republicanos, no cabe duda, insistir en los riesgos que se corren cuando se recurre a los púlpitos para conducir el destino de una nación: la opresión y la violencia se han dado en contextos como esos. Y, sin embargo, el ya famoso tuit del Presidente partía de ese mismo punto: “Respetando las libertades religiosas de nuestro país y en clara expresión de mi fe, hoy celebramos los 101 años del reconocimiento a nuestra Virgen de Chiquinquirá como Patrona de Colombia”, escribió Duque. “Todos los días en profunda oración le doy gracias y le pido por nuestro país”.

El Presidente no es cualquier ciudadano, por supuesto, aun cuando haya hecho esa declaración desde su cuenta personal de Twitter, pero su afirmación no irrespeta la libertad de cultos ni amenaza ningún otro derecho fundamental: quizás sea bueno que, sin bajar la guardia en la defensa de nuestra Constitución garantista, nuestros tribunales piensen dos veces antes de sumarse a luchas que ya han sido ganadas.

EDITORIAL

Empodera tu conocimiento

MÁS EDITORIALES

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.