Anticipar la Navidad

Anticipar la Navidad

Apuntarle a reducir las aglomeraciones de las compras navideñas en medio de pandemia es necesario.

Por: Editorial
17 de noviembre 2020 , 09:00 p. m.

En esta segunda quincena de noviembre, alrededor de 1,2 millones de servidores públicos y decenas de miles de empleados de grupos empresariales de todo el país empezarán a recibir adelantada la prima de fin de año.

Esta decisión es parte de una estrategia de anticipar las compras de fin de año, lanzada hace unas semanas por el Gobierno Nacional. Llamada ‘Madrúgale a la Navidad y compra lo nuestro’, el plan del Ejecutivo gira alrededor de varios momentos, además del adelanto de la prima: el último día sin IVA para el próximo 21 de noviembre, el tradicional Black Friday de compras electrónicas y una campaña de promoción del turismo nacional: Yo Voy.

El adelanto de las compras navideñas está acertadamente orientado a dos objetivos: estimular el consumo en medio de la crisis económica y la reducción de las aglomeraciones.

Adelantar las compras de fin de año evita congestiones y estimula el comercio, pero muchos hogares tendrán un difícil diciembre.

La dinámica del sector comercial es uno de los indicadores del ritmo de la reactivación económica. Tras tocar fondo en abril, en medio de la cuarentena generalizada, la reapertura de los sectores productivos, primero gradual y casi total a partir de septiembre, se ha traducido en mejoras en las expectativas y el comportamiento del comercio.

Por ejemplo, conforme a los más recientes datos del Dane, el comercio minorista y de vehículos, que en agosto había llegado a una variación de -17,1 por ciento en sus ventas, en septiembre de 2020 registró un -0,8 por ciento respecto al dato del mismo mes del año pasado. El hecho de que durante septiembre se levantaron las restricciones a muchas actividades comerciales que existían en grandes capitales generó un repunte de algunos indicadores del sector. Si bien la economía se contrajo un 9 por ciento en el tercer trimestre, las expectativas para fin de año y el 2021 son optimistas.

En materia de confianza, los comerciantes también han ganado optimismo. Según la Encuesta de Opinión Empresarial de Fedesarrollo, el Índice de Confianza Comercial alcanzó el 22 por ciento en septiembre, ocho puntos porcentuales por encima del registro de agosto. Es precisamente esta tendencia positiva la que el Gobierno Nacional busca extender en noviembre con esta estrategia de anticipación del consumo decembrino.

En el caso de la campaña Yo Voy, el incentivo va orientado al turismo, uno de los sectores económicos más golpeados por la pandemia causada por el coronavirus en Colombia y el resto del mundo.

Tratar de reducir las inevitables aglomeraciones en centros comerciales que caracterizan las compras navideñas no es una meta para desechar. Todo lo contrario, ante la segunda ola de coronavirus que actualmente azota Europa, ninguna medida que refuerce el distanciamiento social y limite las reuniones masivas de personas puede descartarse.

Otro aspecto clave de este adelanto comercial de la Navidad está en la libertad que cada hogar tiene de escoger el destino de su prima: compras o ahorros para un futuro incierto. La decisión está en los trabajadores.

No obstante, estas campañas no cambiarán el difícil diciembre que vivirán muchos miles de hogares colombianos, golpeados por el desempleo y la incertidumbre o que vieron reducidos sus ingresos.

EDITORIAL
editorial@eltiempo.com

MÁS EDITORIALES

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.