Un estudio necesario

Un estudio necesario

El análisis de seroprevalencia es vital para conocer la magnitud de la pandemia y tomar decisiones.

Por: Editorial
23 de septiembre 2020 , 09:25 p. m.

En momentos en que el país se acerca a las 25.000 muertes confirmadas por covid-19 y suma 784.268 infecciones, con un desescalamiento sostenido de la pandemia desde hace varias semanas, que ha permitido la reactivación de casi todas las actividades económicas, las autoridades sanitarias arrancan el más ambicioso estudio para determinar objetivamente el impacto que el virus ha tenido en toda la población.

Se trata de los análisis de seroprevalencia, que en palabras simples identificarán la proporción de la población que ha sido afectada por esta enfermedad en un momento determinado. Para esto se realizarán pruebas de sangre que identificarán las huellas que el Sars-CoV-2 ha dejado en las personas, incluso a los asintomáticos, e identificará, de paso, la severidad o la inocuidad con la que sobrellevaron la infección.

Esta investigación, que fue concebida desde hace varios meses por el Ministerio de Salud y el Instituto Nacional de Salud (INS), al punto de que había sido inscrita como proyecto importante en el Ministerio de Ciencia, se inició esta semana después de que se cumplió un factor ineludible para esta tarea: que las ciudades superaran el llamado pico de la pandemia.

Hay que avalar el trabajo del INS y el del Ministerio, e instar a las autoridades y la población para colaborar en estas tareas de beneficio común.

De hecho, se han programado análisis de este tipo en 10 ciudades, en un calendario que se prolongará hasta el 30 de noviembre y ocupará a comisiones integradas por investigadores y epidemiólogos de campo que se encargarán de tareas específicas, más allá de la toma de muestras.

La primera ciudad fue Leticia, que arrancó esta semana, para luego llegar a Barranquilla, Bogotá, Medellín, Cúcuta, Bucaramanga, Villavicencio y otras ciudades representativas a lo largo del territorio nacional. Se espera que en el primer trimestre del próximo año se puedan establecer cuál fue el porcentaje real de la población que se infectó con el nuevo coronavirus y las características de los afectados, lo cual sin duda será material para publicar en las principales revistas científicas del mundo.

Dicha investigación tiene una importancia capital en razón de que, además de determinar la magnitud de la pandemia en el país, proporcionará elementos para despejar inquietudes que hoy se interpretan bajo supuestos, como, por ejemplo, la cantidad de asintomáticos, la afectación certera por grupos de edad y el nivel de agresividad del virus por regiones. Estos datos permitirán, también, tomar decisiones específicas como a qué grupos orientar procesos de vacunación y la aplicación de otras medidas, sin omitir factores que contribuyan a prepararse para próximas coyunturas sanitarias.

También se podrán cimentar indicadores claves de manera más concreta, como el de la letalidad, y de una vez por todas despejar componentes como el del subregistro.

No hay duda de que este es un componente importante para entender el impacto de la pandemia en el país y el mundo, en donde este tipo de análisis hoy no son la norma. Por ello hay que avalar el trabajo del INS y el del Ministerio, así como instar a las autoridades y la población en general para colaborar en estas tareas que sin duda serán para beneficio de todos.

EDITORIAL
editorial@eltiempo.com

MÁS EDITORIALES

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.