Secciones
Síguenos en:
Ecuador en un laberinto

Ecuador en un laberinto

No puede quedar relegado el encontrar mínimos comunes para construir soluciones mucho más de fondo.

El notable éxito del plan de vacunación contra el covid-19 que logró Ecuador en el primer semestre estaba llamado a llevar al país vecino por la senda de una reactivación beneficiosa para todos. Pero no fue así. Si bien en materia sanitaria las cosas marchan relativamente bien, la reactivación también se extendió, y por desgracia, al crimen organizado y a diversas modalidades delictivas, sobre todo al narcotráfico.

(También le puede interesar: Los emberás en el parque)

El asesinato de un menor de edad frente a una heladería en Guayaquil el domingo pasado fue la gota que derramó la copa. Sobre todo en la ciudad costera es cada vez mayor el azote del crimen, así como los homicidios, consecuencia, algunos, de ajustes de cuentas. El país que durante varias décadas se mantuvo en buena medida inmune frente al flagelo de la violencia derivada del narcotráfico, hoy padece su brutal azote.

En el panorama están también la crisis carcelaria y el agravamiento de la pobreza como efecto de las medidas tomadas para hacerle frente al coronavirus. Una tormenta perfecta. A esta hay que sumar un presidente, Guillermo Lasso, con escasa gobernabilidad y que ha visto cómo su popularidad se ha desplomado en las últimas semanas, al tiempo que sus iniciativas tributarias fracasan en la Asamblea Nacional.
Del candidato que promovió el encuentro entre sectores diversos en campaña para generar un clima de unión solo queda un tenue recuerdo en un país que tiene a 5,2 millones de personas en la pobreza y en la pobreza extrema de una población total de 17 millones. Por lo pronto, el presidente ha decretado un estado de excepción, al tiempo que ha ofrecido costear la defensa de policías que terminen en líos judiciales por “cumplir con su deber”.

Ante lo crítico de la situación, las medidas urgentes de Lasso pueden traer cierto alivio y son vistas por muchos como inevitables, como también lo es, y esto no puede quedar relegado, el encontrar mínimos comunes sobre los cuales construir soluciones mucho más de fondo.

EDITORIAL

MÁS EDITORIALES

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.